'Food trucks' conquistan los paladares chilangos

Unos 15 restaurantes rodantes circulan por la Ciudad de México, ofrecen desde kebab hasta tacos de mariscos; son un atractivo alimenticio y económico que ha ganado terreno en meses recientes

COMPARTIR 
11/01/2014 05:07 Cintya Contreras y Emma Sibaja

CIUDAD DE MEXICO, 11 de enero.- Al llegar la hora de la comida, un camión se estaciona sobre una calle, despliega uno de sus costados y se convierte en un restaurante que ofrece alimentos sanos, gourmet, con variedad y a precios accesibles.

Los food trucks, han tomado fuerza en los últimos meses en la Ciudad de México y van dejando atrás a los autos que ofrecen guisos en sus cajuelas.

Para muchos es un problema comer sano y rico como lo harían en un restaurante todos los días, porque no siempre se tiene mucho tiempo, pero tampoco se quiere comer en la calle por salubridad y nutrición”, comentó Maricamen Linares Platas, presidenta de la Asociación Mexicana de Food Trucks.

La oferta gastronómica de estos restaurantes itinerantes se basa en alimentos que en algunos casos son comunes, pero con un toque especial, innovador y con buen sabor, los cuales se pueden comer ahí mismo o pedirlos para llevar.

Buscamos que sea algo diferente e innovador a lo que ya existe, ya sea en las salsas o el pan, aunque sean pizzas o hotdogs. Queremos que la gente sea creativa y original”, añadió.

Al sur de la ciudad, uno de los  food trucks más conocidos es la Tostadería Barra Vieja, que ofrece ceviches y tacos de mariscos.

Queremos ofrecer a la gente una opción sana para que pueda comer en la calle, a un precio razonable y donde sabes que no vas a tener problema en comer mariscos. Manejamos producto que nos llega diario y permanece refrigerado”, dijo Ana Mary Fernández, chef encargada.

Explicó que en cuanto llegan a la ubicación del día limpian el área, tanto la banqueta como el espacio donde desplegarán el restaurante.

Para quienes no precisamente necesiten comer durante la jornada laboral, sino que buscan una experiencia diferente de comida, los fines de semana instalan el camión en el estacionamiento del restaurante Sud 777, en el Pedregal.

En Polanco otro food truck que se ha convertido en referencia es Kebabs El Sordo.

El simple hecho de vender en un carrito le ha llamado la atención a mucha gente”, aseguró el dueño y chef, Humberto Sordo Guevara.

Agregó que las redes sociales han jugado un papel importante para su difusión, ya que si alguien come con ellos y tiene una buena experiencia lo comparte y sus seguidores lo replican lo que se traduce en nuevos comensales.

Las redes sociales nos han permitido un crecimiento exponencial que ni siquiera sabía que podría haber, con tuits o retuits de gente que nos conoce en eventos o aquí nos hemos dado mucho a conocer”, dijo.

Sordo Guevara consideró que el ideal de este tipo de negocios de comida sería cambiar de ubicación todos los días, tal como ocurre en otras ciudades del mundo, sin embargo por el momento y dado el marco regulatorio en el DF, están en el mismo lugar, lo cual no es del todo malo.

Antes de tener un segundo carrito, yo creo que a todos nos gustaría tener una segunda ubicación o tercera o cuarta, para generar expectativa cada día entre la gente”, indicó.

Para que la calidad y el servicio que ofrecen los food truck se mantenga y se diferencie del resto de la comida que se vende en la vía pública, fue creada la Asociación Mexicana de Food Trucks, que actualmente agrupa a 15 restaurantes móviles, a los cuales este año se podría integrar diez más, aseguró su presidenta, Maricamen Linares.

 

Vigilan la calidad y el servicio de camiones

En el mundo los food trucks tomaron fuerza en los años 40 y 50 del siglo pasado, cuando Estados Unidos estaba en desarrollo, pero los polos en construcción estaban lejos de los servicios básicos, así que la comida para los trabajadores llegaba sobre ruedas.

Actualmente son muy conocidos en Nueva York, Los Ángeles, Montreal y Vancouver. En Europa es Londres una de las ciudades que tiene más food trucks y seguida de París.

Son un nicho de mercado con mucho potencial, ya que permiten un espacio de convivencia familiar o entre amigos, sano y no tan caro”, explicó Maricamen Linares, presidenta de la Asociación Mexicana de Food Trucks.

Para que un camión vendedor de comida forme parte de esta asociación debe cumplir con una serie de requisitos que garanticen que los productos que ofrecen son de calidad.

La instalación de gas debe estar certificada por un técnico y la del agua debe contemplar un tanque de agua potable y otro de agua residual.

Las descargas deben tener trampas de grasa, todo dentro del camión, para no echar grasa y restos de comida por las coladeras de la calle, tal como lo hacen los puestos informales.

Piden también que los camiones cuenten con cubiertas en pisos, techos y paredes de materiales lisos que puedan ser limpiados fácilmente.

En cuanto a la seguridad, piden que los equipos estén fijos al camión y estos no se muevan, para evitar accidentes.

Linares aseguró que los food trucks no utilizan “diablitos”, como los comerciantes en vía pública, para hacerse de electricidad, sino que llevan en cada camión una planta de luz.

Maricamen Linares explicó que actualmente son pocos los camiones asociados que ofrecen servicio en las calles, la mayoría se concentra en eventos privados y una vez al mes en el Food Truck Bazar, la ubicación del próximo se dará a conocer el lunes a través de Twitter en: @FoodTruckBazar.

 

EN MARCHA

Al menos 15 food truck hay en el DF, aquí una lista con diez de ellos:

  • Barra vieja: cevichería, y taquería al carbón. Ubicación: El Pedregal. Twitter: @Barra_Vieja.
  • Biaggio:  paninis, pizzas y ensaladas. Ubicación: Roma y Condesa. Twitter: @BiaggioFT
  • El Baudin:  cupcakes, muffins y malteadas. Ubicación: bazares de food trucks. Twitter: @ElBaudin
  • El buen burgués: minihamburguesas, malteadas y papas fritas. Sin ubicación. Twitter: @ElBuenBurguesFT
  • Kebabs El Sordo: kebab, shawarma y falafel. Ubicación: Polanco. Twitter: @KebabsElSordo
  • La yumita: cochinita. Ubicación: en bazares de food trucks. Twitter: @La_Yumita
  • Don Kebab: Shawarma, Falafel y Kebab. Ubicación: Condesa y Satélite. Twitter: @donkebabmx
  • Los corleone: paninis. Ubicación: bazares de food trucks. Twitter: @_LosCorleone
  • Camioncito: sandwiches gourmet. Ubicación: Bosques de las lomas. Twitter: @elcamioncitomx
  • Ñham Ñham: cocina vietnamita. Ubicación: en bazares de food trucks. Twitter: @nhamfoodtruck

 

Negocios en apogeo

A pesar de que a la Asociación Mexicana de Food trucks  actualmente pertenecen únicamente 15 food trucks, la realidad es que en la calles de esta gran urbe existen más de 50 propuestas de este negocio.

El medio más fácil de estar en contacto con estos restaurantes móviles es a través de las redes sociales.

El Food Truck Bazar se creó en julio de 2013 como un espacio en el que familias, foodies, amigos, comensales con paladares exigentes y curiosos se concentran en un solo lugar para probar las diferentes propuestas gastronómicas existentes hasta el día de hoy.

Sin embargo, antes de los food trucks, ya existía este concepto en México. Desde hace 32 años en la carretera al Ajusco se estaciona un camión color azul que ofrece quesadillas, gorditas, sopes y agua del día, es conocido como El Camioncito.

Y existen otros como Don Kebab, un camión color amarillo que se puede ver alrededor del Parque México desde mayo de 2010. Don Kebab es itinerante, cambia su ubicación dependiendo del día, los martes y miércoles está en Satélite, mientras que los jueves, viernes y sábados en la Condesa.

Fue del 24 al 26 de mayo de 2013 cuando por primera vez se realizó una feria/bazar de food trucks, en la décima edición del Corredor  Cultural Roma-Condesa.

El Food Truck Fair, con cuatro camiones: Barra Vieja, Frijolero, Primario y Ñham Ñham, reveló a los asistentes este modelo de negocio que surgía en la Ciudad de México, el cual consiste en ofrecer comida de calidad, con productos frescos y excelente servicio.

Son inciertos los orígenes de los food trucks, se dice que fue entre los años 40 y 50 en Estados Unidos cuando estaba en auge la industria de la construcción en zonas poco pobladas y para alimentar a los trabajadores es que se creó este concepto para no recorrer grandes distancias.

Posteriormente, se convirtieron en una alternativa de negocio, ya que la inversión es menor a la de un restaurante.

Relacionadas

Comentarios