Cierran calles y cuidan a los Reyes Magos

La SSPDF anunció que realizarán operativos especiales de tránsito en los puntos donde se ubican los mercados informales más grandes de venta de juguetes

COMPARTIR 
05/01/2014 23:00 Arturo Páramo

CIUDAD DE MÉXICO, 6 de enero.- La Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSPDF) anunció que realizarán operativos especiales de tránsito en los puntos donde se ubican los mercados informales más grandes de venta de juguetes con motivo del Día de Reyes.

La mayor concentración se realizará en el Eje 1 Norte, entre los barrios de La Lagunilla, Tepito y Centro Histórico, donde desde anoche fue cerrada la circulación ante el desbordamiento de puestos hacia el arroyo vehicular, y se mantendrá hasta la mañana del lunes 6 de enero.

La SSP capitalina señala que el cierre del Eje 1 Norte, desde la tarde del sábado, tuvo como objetivo evitar que hubiera atropellamientos de los compradores que acudieron a la zona.

Además, se prevé que el Eje 1 Oriente Anillo de Circunvalación también tenga una severa afectación a la vialidad desde Mixcalco y hasta el Mercado de Sonora, por lo que se pide a los automovilistas evitar la zona, y utilizar el Eje 2 Norte, Paseo de la Reforma, Congreso de la Unión, e Izazaga.

Otras zonas con afectaciones viales serán la avenida Dolores Hidalgo entre Gran Canal y Villa de Ayala, “por compras de temporada”, señala la dependencia.  Se trata del tianguis dominical de San Felipe de Jesús, en Gustavo A. Madero, que se espera que se extienda hasta las primeras horas del lunes, al igual que el corredor comercial de la avenida Ribera de San Cosme, desde la zona del mercado en la esquina de Sabino y hasta Doctor Atl, “debido al aforo de visitantes” a la zona, estableció la SSPDF.

Además se esperan cierres en Congreso de la Unión, a la altura del mercado de la colonia Río Blanco, entre Circuito Interior y Eje 3 Norte; así como en torno al mercado Hidalgo en la colonia Doctores, entre Eje 2 A Doctor Balmis y Doctor Arce.

También se implementará un operativo de vigilancia en centrales de autobuses, inmediaciones del Aeropuerto Internacional, accesos carreteros, Centros de Transferencia Modal, sucursales bancarias, estaciones del Metro, Metrobús y autobuses de la Red de Transporte de Pasajeros en que se desplegarán 37 mil 445 policías.

 

Eufóricos, atestan calles de la ciudad

En la Ciudad de México el Día de Reyes compite de muy cerca, e incluso logra superar, la conmoción que se vive durante el día del grito de independencia, las festividades religiosas o el fin de año.

Prácticamente todas las esferas económicas, todos los rumbos de la ciudad, viven sin dormir la noche previa a la llegada de los Reyes Magos, y este año la euforia se extendió todo el fin de semana.

En tiendas departamentales como Palacio de Hierro, en el centro, la fila para la adquisición de videojuegos es la más larga, pese a que esos productos no están en oferta.

La romería de la delegación Cuauhtémoc vive el único fin de semana con miles de personas que llegan en Metro, en Metrobús, en taxi, en auto propio o a pie para acercarse a los escenarios y tomarse una fotografía con los actores caracterizados de Melchor, Gaspar y Baltasar.

En la tienda Liverpool del Centro Histórico, los personajes ataviados como los Reyes Magos van por toda la tienda y no tienen descanso: se toman fotografías a cada paso al ser abordados por todos los niños que se cruzan en su camino y jalan hasta ellos a  sus padres.

Son los únicos días en que el Centro Histórico literalmente no duerme, las calles se pueblan de compradores desde la noche de anterior a la llegada de los magos de Oriente  y se toman una pausa la mañana siguiente, es decir hoy y, hacia el anochecer y hasta la madrugada del mañana atestan las calles céntricas.

Algunas cadenas de tiendas de autoservico especifican en sus horarios pegados en la entrada de sus sucursales que la madrugada del lunes cerrarán “hasta que salga el último cliente”.

La Secretaría de Seguridad Pública anunció que desde la mañana de hoy se haría el cierre del Eje 1 Norte y de Anillo de Circunvalación, “debido al aforo de visitantes” y “por compras de temporada”, un eufemismo para aceptar que las calles son ocupadas por puestos de la romería, y que los compradores invaden todas las calles en el perímetro de Tepito, La Lagunilla, la zona norte del Centro Histórico, El Carmen, Aztecas, Florida y Argentina, entre otras calles.

Los alrededores del mercado Abelardo Rodríguez se convierten en un carnaval, con vendedores montados en escaleras de tres metros de altura, puestos que se elevan hasta cinco metros arriba del nivel del piso, con bicicletas, muñecos de peluche, camiones, muñecas y superhéroes suspendidos en las estructuras.

Los clientes caminan entre pisotones y empujones con sus bolsas llenas de juguetes por encima de sus cabezas, por pasillos estrechos en los que es común quedarse parado, detenido, suspendido entre la marea de comerciantes y compradores.

La escena se repite en los alrededores del mercado de La Merced, donde los puestos de plano cerraron el paso al Metrobús; en Ribera de San Cosme, en la colonia San Felipe de Jesús, donde además hoy se instala el tianguis más grande del continente; en romerías como las de los mercados Hidalgo, en la colonia Doctores y Río Blanco, y prácticamente en todos sus similares de la ciudad.

De acuerdo con estudios recientes, la generación de adolescentes y niños de la actualidad son de los más consentidos de la historia. El esfuerzo visto por todos los puntos de la ciudad les da la razón.

La totalidad de la policía capitalina labora esta noche y se instrumentan operativos para que las compras se realicen con un mínimo de seguridad; el Metro, extiende su servicio: las líneas 4 y 5 , hasta las 5 horas de mañana; la 1, a las 03:00 horas y la 2, hasta las 2:30.

De acuerdo con la Cámara Nacional de Comercio en Pequeño, la mayor parte de los niños mexicanos y capitalinos piden como primera opción tabletas electrónicas.  Al  menos en las tiendas de autoservicio las tabletas más baratas tienen letreros de “Agotado”, tal vez no todos los niños reciban una, porque el mar de juguetes que se vende estos días es casi es infinito.

Comentarios

Lo que pasa en la red