Rompen récord de remisiones al Torito por alcoholímetro

En lo que va del año, las inspecciones realizadas durante el programa Conduce sin alcohol, han llevado a 137 mil 439 personas ante un juez Cívico

COMPARTIR 
29/12/2013 08:02 Gerardo Jiménez
De acuerdo con estadísticas, 93 por ciento de los casos que dan positivo en el alcoholímetro son hombres de entre 20 y 34 años de edad. Los diferentes puntos de revisión permanecerán hasta el 7 de enero.
De acuerdo con estadísticas, 93 por ciento de los casos que dan positivo en el alcoholímetro son hombres de entre 20 y 34 años de edad. Los diferentes puntos de revisión permanecerán hasta el 7 de enero.

CIUDAD DE MÉXICO, 29 de diciembre.- Del 1 de enero al 27 de diciembre, 137 mil 439 personas han sido remitidas ante un juez Cívico por no aprobar la prueba de alcoholemia, al ser inspeccionadas en los 20 diferentes puntos instalados en la ciudad durante la temporada navideña.

De acuerdo con la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SS P-DF), tan sólo la noche del 27 de diciembre, el alcoholímetro rompió récord de detenidos en esta temporada con 112 personas remitidas a El Torito.

Esta cifra ha sido, de acuerdo con estadísticas de la dependencia, la mayor registrada en el mes de diciembre. Ni la noche del 24 y la madrugada del 25 hubo tantas remisiones, durante ese periodo tan sólo fueron 43.

De las 112 personas detenidas, la noche del 27 de diciembre, 105 eran hombres y siete mujeres de las cuales, tres tenían menos de 25 años. En los hombres las edades variaron ya que hubo jóvenes de 21 años hasta personas de 70 años. De los remitidos al Centro de Sanciones Administrativas, El Torito, 105 eran automovilistas particulares y cinco conductores de transporte público.

La Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal informó que el alcoholímetro se aplicaría las 24 horas en 15 puntos itinerantes, del 17 de diciembre y hasta el 7 de enero, con el fin de evitar incidentes viales durante la temporada de fin de año.

La subsecretaría de Participación Ciudadana y Prevención del Delito dio a conocer que ésta es la temporada del año en donde más se presentan incidentes, debido a que el consumo de alcohol también aumenta.

Del 1 de enero al 22 de diciembre, la SS P-DF remitió a mil 602 conductores al Juzgado Cívico por violar el Reglamento de Tránsito Metropolitano, al rebasar los límites de alcohol permitido y envió a mil 147 automóviles a depósitos vehiculares.

Durante este periodo en el que se aplicó el Operativo de Alcoholímetro en diferentes partes de la ciudad, se realizaron 59 mil 811 entrevistas a conductores de vehículos y remitieron a los diferentes depósitos vehiculares a mil 147 vehículos y fueron detenidos mil 602 conductores.

En este periodo se realizaron cuatro mil 718 pruebas y 59 mil 811 revisiones a conductores, de los cuales mil 515 fueron hombres y 87 mujeres.

El programa Conduce sin Alcohol, popularmente conocido como Alcoholímetro, nació en 2003 con la finalidad de prevenir accidentes de tránsito debidos a la ingesta inmoderada de alcohol. Se lleva de manera permanente, aleatoria e itinerante en las vialidades del Distrito Federal, así como en los Centros de Transferencia Modal del servicio de transporte público de pasajeros y en puntos carreteros.

Una constante en las estadísticas que tiene la SS P-DF en este programa es que las edades de los accidentados van en la mayoría de los casos de los 20 a los 34 años, y en 93 por ciento de los casos son hombres.

Ofrecen pretextos vanos

Víctor Contreras Gómez de 38 años de edad, es taxista y ayer por la madrugada, mientras trabajaba en estado etílico, acompañado por su hijo de siete años, fue sorprendido por el alcoholímetro.

En Paseo de la Reforma y el Eje 2 Manuel González, el taxista dio positivo en la prueba con 1.40 miligramos/litro por alcohol, cuando lo permitido es 0.40, por lo que fue detenido para ser llevado al Centro de Sanciones Administrativas.

Sin embargo, había un problema: el menor que lo acompañaba quedaría desamparado. Tras revisar identificaciones personales del taxista lograron contactar a su hijo mayor, quien acudió al lugar para hacerse cargo de su hermano.

La noche del 24 de diciembre, después de ser detenido por tener 1.60 miligramos litro de alcohol en el cuerpo, Jesús Tomás Ortiz Ayala se despidió del mundo y comenzó a besar a los paramédicos que llegaron a atenderlo después de que fingió un ataque cardiaco para no ser trasladado a El Torito.

Este hombre de 42 años de edad, fue detenido en Eje 5 Sur, en la colonia Leyes de Reforma. De acuerdo con los reportes de la Policía, tras hacerle la prueba obtuvo un resultado de 1.6, miligramos/litro.

Al intentar trasladarlo en una camioneta de la dependencia, el conductor se dejó caer y fingió sufrir un paro cardiaco.

Después de unos minutos, aseguró sentir que se moría y pidió ser llevado a su casa para pasar los últimos momentos al lado de su familia.

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios