Continúa el debate de la Reforma Política del DF

La posición del PAN llevó a que el proceso legislativo se posponga

COMPARTIR 
07/12/2013 03:33 Leticia Robles de la Rosa
El dictamen se deriva de iniciativas presentadas por diversas bancadas de 2010 a la fecha y en él se plantea crear el Congreso local y dotar de autonomía a la capital federal. Foto Archivo
El dictamen se deriva de iniciativas presentadas por diversas bancadas de 2010 a la fecha y en él se plantea crear el Congreso local y dotar de autonomía a la capital federal. Foto Archivo

CIUDAD DE MÉXICO, 7 de diciembre.- Las comisiones unidas del Senado arrancaron ayer el proceso de dictamen de la Reforma Política del Distrito Federal, pues aunque tenían planeado aprobarla, la posición panista de que se incluya su visión llevó a que el proceso sea trasladado a otra fecha que todavía no está definida.

El Distrito Federal, según el dictamen que fue publicado por Excélsior esta semana, será oficialmente la Ciudad de México, su Asamblea se convertirá en Congreso y sus delegaciones políticas en alcaldías.

Enrique Burgos, presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales, recordó que los senadores están obligados “a deliberar de manera abierta, en voces plurales, así como a proponer, dictaminar y poner a consideración, sin exclusión ni marginación de ninguna aportación de nadie”, el proyecto de dictamen en mención.

Mario Delgado, presidente de la Comisión del Distrito Federal, expuso que “uno de los  avances más importantes es que pueda tener su propia Constitución, con una Asamblea Constituyente responsable de construir su legislación; además, se reconoce, en una visión hacia el futuro, el régimen metropolitano, lo que da pauta a la conformación de una ley que permita la coordinación con otras entidades”.

La Reforma ordena que la administración pública de la Ciudad de México “será centralizada y paraestatal; su hacienda será unitaria, incluyendo los tabuladores de remuneraciones y percepciones de los servidores públicos, de conformidad con lo dispuesto en el Artículo 127 de esta Constitución y en términos de la Constitución y las leyes locales. El régimen patrimonial de la Administración Pública Centralizada también tendrá carácter unitario”.

Dispone que la Ciudad de México adoptará para su régimen interior la forma de gobierno republicano, democrático, representativo y laico; su poder se dividirá en Ejecutivo, Legislativo y Judicial y dispone que no podrán reunirse dos o más de estos poderes en una sola persona o corporación, ni depositarse el Legislativo en un solo individuo.

El Poder Legislativo se depositará en la Legislatura de la Ciudad de México, la cual se integrará en los términos que establezca la Constitución Política de la entidad. Sus integrantes deberán cumplir los requisitos que la misma establezca y serán electos mediante sufragio universal, libre, secreto y directo, según los principios de mayoría relativa y de representación proporcional, por un periodo de tres años”.

Precisa que las Alcaldías “son órganos político administrativos que se integran por un Alcalde y por un Consejo, electos por votación universal, libre, secreta y directa. Los integrantes de la Alcaldía se elegirán por planillas de entre siete y 15 candidatos, según corresponda, ordenadas en forma progresiva; inicia con el candidato a Alcalde y después los Concejales con sus respectivos suplentes, en el número que para cada demarcación territorial determine la Constitución Política de la Ciudad de México”.

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios