Comerciantes rechazan cerco a la sede del Senado

La Canacope acusa pérdidas por 65 mdp por bloqueo al Senado; afecta a 300 comercios de la colonia Tabacalera

COMPARTIR 
06/12/2013 05:02 Kenya Ramírez
Más de 300 comercios y empresas cercanas al Senado de la República quedaron atrapadas por el cerco de manifestantes.
Más de 300 comercios y empresas cercanas al Senado de la República quedaron atrapadas por el cerco de manifestantes.

CIUDAD DE MÉXICO, 6 de diciembre.- El cerco a la sede del Senado afecta a 300 comercios de la colonia Tabacalera que quedaron sitiados, lo cual se traduce en pérdidas económicas por 65 millones de pesos en sólo seis días, acusaron representantes de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño de la Ciudad de México (Canacope) y empresarios de la zona.

Exigieron el retiro de policías y vallas de seguridad, pues los negocios del perímetro registran 80% menos en sus ventas.

Gerardo López, presidente de esta Cámara, dijo que “el cáncer” de afectaciones magisteriales pasó del Monumento a la Revolución a las calles de Antonio Caso, Madrid, París, Ignacio Ramírez y Lafragua, pero se extiende sobre Insurgentes y Paseo de la Reforma.

De las pérdidas económicas en la Plaza de la República y ahora en las inmediaciones del Senado, la Canacope estimó en más de 565 millones de pesos  (65 mdp en el Senado), con un impacto económico directo en casi mil empleados que tienen sus centros de trabajo en lo que llaman el “triángulo de las Bermudas citadino” para la actividad comercial y mercantil.

“Por lo que corresponde al llamado cerco pacífico convocado en torno a las sedes del Senado y la Cámara de Diputados, a propósito de la aprobación de reformas programadas para los siguientes días, la Cámara Nacional de Comercio en Pequeño manifiesta su rotundo rechazo a estas acciones que han provocado de nueva cuenta pérdidas por más de 80% en las ventas de poco más de 300 comercios y empresas que quedaron atrapadas.

“Con la transgresión de la vida cotidiana se han incrementado las tensiones en la zona; se impide el paso a comercios y establecimientos; agreden a ciudadanos que se manifiestan en contra de este cerco, y se llega al extremo de revisar, por parte de los manifestantes, las cajuelas de los vehículos que entran a los estacionamientos públicos.”

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios