Filux: el origen del mundo ilumina Bellas Artes

El artista franco-mexicano Miguel Chevalier intervendrá la fachada del palacio de mármol con una proyección que interactuará con el público que cruce por la explanada del recinto

COMPARTIR 
05/11/2013 23:29 Sonia Ávila
Filux presentará a partir de mañana 13 intervenciones en diferentes edificios del Centro Histórico.
Filux presentará a partir de mañana 13 intervenciones en diferentes edificios del Centro Histórico.

CIUDAD DE MÉXICO, 6 de noviembre.- Miguel Chevalier (México, 1959) sustituye el lienzo por muros de edificios públicos, el óleo por pixeles, y el cuaderno de notas por una computadora portátil en la que inventa mundos ilusorios. Herramientas que, dice, lo definen como un pintor del siglo XXI e igual que los muralistas mexicanos busca llevar el arte fuera de los museos.

“Yo soy pintor y en realidad me encanta el color, las formas, me considero pintor con las herramientas de hoy, un pintor de la luz”, señala quien estudió en la escuela de Bellas Artes de París, y desde hace 30 años produce lienzos virtuales que narran historias o refieren a la relación entre el hombre y la naturaleza.

Para mí el arte es una forma de búsqueda, de tomar en cuenta las evoluciones de las mentalidades, de aprovechar las oportunidades que ofrece el mundo tecnológico de hoy.” Miguel Chevalier, artista

Una de estas historias cubrirá de colores la fachada del Palacio de Bellas Artes a manera de un mural de microorganismos trasmitido desde tres videoproyectores; conforme las formas abstractas invadan todo el muro blanco, las células virtuales adquirirán vida propia a través de sensores que detectarán el movimiento de las personas al transitar por la explanada de recinto.

La pieza titulada El origen del mundo 2013 es una de las 13 intervenciones que se realizarán del 7 al 10 de noviembre en diferentes edificios del Centro Histórico, en el marco del Primer Festival Internacional de las Luces México (Filux), en el que participan artistas multimedia de Alemania, Argentina, Canadá, España, Estados Unidos, Francia, Italia, Vietnam y México.

Quien participó en la feria Art Basel Hong Kong y la Bienal de Venecia 2013 explica en entrevista que la pieza in situ revalora la noción del muralismo en el sentido de llevar el arte al espacio público y ponerlo a disposición de cualquier persona como lo hicieron David Alfaro Siqueiros, Clemente Orozco y Diego Rivera.

“Claro, no son la misma idea en el tema político, pero sí la idea de salir para tomar en cuenta la posibilidad de que todo el mundo vea arte. Me parece un tema muy interesante; yo tuve la suerte de conocer su obra cuando era niño y vivía en Tepoztlán, pude conocer La Tallera de Siqueiros y seguramente me influenció el gusto por la escala monumental a pesar de que mi obra no es pintura, sino luz”, afirma.

Chevalier aclara que en las figuras proyectadas no hay referentes directos al muralismo, pero sí en su concepto de origen. Así la intervención, de cuatro horas continuas, parte de la noción de abstracción para desarrollar sueños que evoquen elementos tanto del mundo orgánico como del mundo virtual construido con pixeles.

“Me gusta la idea del muro como lienzo blanco que se puede exprimir a esta escala monumental; por eso creo que es un homenaje al muralismo mexicano, y mostrar qué puede ser el arte del siglo XXI”, acota quien ha intervenido el Museo de Arte Moderno de Céret, el Museo departamental de Matisse, en Francia, y la oficina central de UNICEF en Nueva York.

Más allá de generar mundos ilusorios con herramientas digitales, la estética de Chevalier ha desarrollado el concepto de la imagen generativa que, contrario a la pintura de caballete, no es estática, no tiene final, y siempre ofrece construcciones nuevas.

El artista, quien vive y trabaja en Francia, explica que la “generatividad” abre un campo nuevo en el arte al nunca repetir su composición, pues cada juego de figuras, formas o elementos gráficos se producen sin interrumpirse como eslabones que uno genera el siguiente.

“Con el mundo digital se pueden crear universos infinitos que no vuelven al inicio, es como la vida diaria, donde lo que uno vive ahora nunca será igual, puede tener elementos semejantes pero no será igual jamás. Lo que me interesa en el arte digital es esa posibilidad de no estar en el mundo estático, sino en un mundo que se transforma y eso abre un campo de posibilidades.

“No quiero decir que la pintura estática sea mala o que la fotografía o el video sean menos, sino que hay un mundo paralelo que abre nuevos caminos y creo que los artistas más atrevidos que toman en cuenta ese mundo son los que tienen mayor trascendencia”, opina quien es considerado pionero en el arte virtual.

Fue la búsqueda de propuestas distintas con la pintura como Chevalier llegó a la digitalización, recuerda quien también estudió arte en la Universidad de París La Sorbona. Pues confiesa que en el trazo al óleo sólo encontró repetición, mientras lo virtual le permitió reinventarse en cada proyecto que mucho depende de la fisonomía del edificio y el entorno público.

“Las raíces te dan ideas de cómo desarrollarte y hacer algo nuevo, abrirse al mundo de hoy. Para mí el arte es una forma de búsqueda, de tomar en cuenta las evoluciones de las mentalidades, de aprovechar las oportunidades que ofrece el mundo tecnológico de hoy”, concluye.

¿Dónde y Cuándo?

El origen del mundo 2013 se presentará del 7 al 10 de noviembre en la explanada del Palacio de Bellas Artes, a partir de las 19:00 horas, como parte del Primer Festival Internacional de las Luces México (Filux). Entrada libre.

Relacionadas

Comentarios