INEGI revelará el valor de la cultura

La cuenta satélite busca conocer parámetros económicos producidos por el sector; primeros resultados en 2014

COMPARTIR 
28/10/2013 07:05 Luis Carlos Sánchez
La encuesta contempla 109 categorías asociadas con la cultura.
El INEGI aplicó un medidor para conocer los parámetros económicos producidos por la cultura, por lo que se revelará la aportación que el sector tiene en el PIB. La encuesta contempla 109 categorías asociadas con la cultura.

CIUDAD DE MÉXICO, 28 de octubre.- Una encuesta aplicada a 14 mil 420 personas en todo el país permitirá conocer la aportación que la cultura hace al Producto Interno Bruto (PIB) mexicano. Aplicado en los tres últimos meses, el cuestionario forma parte de la cuenta satélite que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) ha puesto en marcha para conocer parámetros económicos producidos por el sector.

Además del PIB de la cultura, la medición permitirá conocer el gasto y financiamiento que se hace en el sector, los puestos de trabajo que genera, así como un cuadro de oferta y utilización de la misma, explica Francisco Guillén Martín, director general Adjunto de Cuentas Nacionales del INEGI.

“La cuenta satélite de cultura es un proyecto que estamos desarrollando de manera conjunta con Conaculta (Consejo Nacional para la Cultura y las Artes), lo que pretende es identificar y ver una dimensión de los flujos económicos generados por las actividades y productos que conforman este sector”, señala en entrevista. El proyecto comenzó hace un año y medio y para funcionar se conformó un grupo técnico de más de 20 personas que ayudaron a delimitar 109 categorías asociadas con la cultura.

El trabajo se lleva a cabo de manera conjunta con organismos como el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), la UNAM, la UAM y el ITAM, cuyos especialistas delimitaron además 81 actividades características del sector y 28 actividades conexas relacionadas con las que se busca “identificar y dimensionar los flujos económicos generados por las actividades y productos que conforman al sector de la cultura”.

Actualmente la información es procesada y será en 2014 cuando el INEGI dé a conocer la interpretación de los datos obtenidos. A los datos arrojados por la encuesta se suman además la información que el propio organismo tiene en sus cuentas nacionales y toma como marco conceptual definiciones de la UNESCO, el Convenio Andrés Bello, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD) y la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI).

“Ya se aplicó el cuestionario en los hogares y en este momento se está procesando la información: sobre los gastos que hizo la gente en la cultura, sobre si realmente fueron a un evento cultural o no y sobre qué tipo de evento, ahora se están realizando los tabulados que permitan hacer algún análisis que complemente la información que ya tenemos de las cuentas nacionales”, agrega.

La información permitirá conocer qué tipo de productos culturales en la vía pública se consumieron, los sitios y eventos culturales a los que se asistió, los productos culturales vía internet que se solicitaron, así como datos de cursos y talleres culturales, espectáculos en la vía pública, fiestas tradicionales, ferias y festivales artísticos y el consumo de la producción artesanal. 

“La cuenta satélite va empezar a funcionar en cuenta se utilice ya sea por un investigador, un estudiante, ahí es donde funciona, lo que hacemos es generar esta información a sabiendas de que existe una demanda que permite su uso, no vamos a producir cuestiones que no sean utilizadas, para la investigación o la toma de decisiones”, dice Guillén Martín.

La cuenta satélite de la cultura se suma a otras que tiene el INEGI para contabilizar el PIB del sector salud, el trabajo doméstico o el medio ambiente. La clave para que el mecanismo funcione, señala, está en la caracterización que se ha hecho del sector, “una cuenta satélite funciona en tanto se tenga bien caracterizado el sector, que se entiendan bien cuáles son los límites”.

Ricardo Fuentes, experto en legislación cultural, estima que la cuenta satélite de la cultura es un mecanismo que hacía falta para conocer la incidencia real del sector. “La gente que está interesada en el medio cultural se preguntaba por qué no se tomaban en cuenta los factores que hay alrededor de la cultura, el INEGI es quien se da cuenta que es necesario tomar en cuenta estos factores, pues siempre se pensó que, más allá del aspecto monetario, el valor de la cultura tiene que ver con el bienestar social, sin embargo, en un mundo globalizado se hace necesaria esta cuenta”.

Arriba del 7%

Fuentes estima que la cifra que arrojará el conteo del INEGI podría estar por arriba del 7.3% que el economista Ernesto Piedras contabilizó para el sector. “Creo que puede variar considerablemente está cifra, el estudio de Piedras se hizo por encargo de la Sociedad de Autores y Compositores en donde el interés era medir solamente aspectos culturales protegidos por las leyes de los derechos de autor, hay factores que se tomaron en cuenta y otros que no, creo que el valor de la cultura puede ser mayor porque se van tomar en cuenta otros factores. Lo que necesitamos del INEGI son datos fidedignos que nos permitan tener información real”.

Francisco Guillén considera también que Ernesto Piedras “trabajó con una visualización de lo que puede ser el sector cultural, con información que tenía al alcance en ese momento, llegó por ahí a un resultado pero no sé, y, ojo, porque yo no sé qué sumó, lo que veo es que hay que hacer una revisión de los datos”.

 

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red