Todo el Zócalo será un centro de acopio

En la Plaza de la Constitución se dispondrán de carpas para recibir víveres por los afectados de Manuel e Ingrid. Buscan impedir nueva invasión de la CNTE

COMPARTIR 
19/09/2013 00:15 Arturo Páramo
El primer cuadro del Centro se convirtió en un búnker infranqueable para los integrantes de la CNTE que tuvieron que optar por manifestarse en otros puntos. Foto: Arturo Páramo
El primer cuadro del Centro se convirtió en un búnker infranqueable para los integrantes de la CNTE que tuvieron que optar por manifestarse en otros puntos. Foto: Arturo Páramo

CIUDAD DE MÉXICO, 19 de septiembre.- Tras el anuncio del jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, del retiro la tarde de este jueves del Estado Mayor Presidencial del Zócalo, las autoridades capitalinas alistan convertir la plaza en un megacentro de acopio de víveres para las zonas afectadas por las lluvias en el país.

De acuerdo con Fernando Macías, titular de Comunicación Social del Gobierno capitalino, una vez que el Estado Mayor se retire de la plaza, se instalará el centro de acopio.

Ahí se dispondrán de carpas para recibir, separar y clasificar los víveres, puntualizó Macías ayer, cuando el Centro Histórico se convirtió en un búnker infranqueable para los integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y organizaciones afines que tuvieron que optar por manifestarse en Tlatelolco y no intentar recuperar el Zócalo.

El cerco en el Centro Histórico consistió en colocar en cada esquina del polígono conformado por Donceles, Tacuba, 5 de Mayo, Madero, 16 de Septiembre y sus cruces con Eje Central, Bolívar e Isabel la Católica a un grupo de granaderos de la policía capitalina.

Estos se sumaron a los elementos de la Policía Federal que se desplegaron en Tacuba, 5 de Mayo y 16 de Septiembre a la altura de la calle Palma. Esta zona fue la más reforzada, pues por esas calles se esperaba que la CNTE intentara ingresar al primer cuadro.

Ese fue, de acuerdo con los testimonios de locatarios del Centro Histórico, la puesta en escena de la advertencia lanzada por el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, en su Informe de labores respecto a que “a quien ataque la ciudad encontrará la respuesta de la ley”.

El problema es, como dijo un restaurantero de la calle República de Chile, “esta demostración de fuerza, que nos mantiene como desde hace semanas, sin gente”.

Su restaurante, rodeado de cercos policiacos, está casi vacío a la hora de la comida del miércoles.

Lo mismo sucede con restaurantes como el Bértico de la Calle Madero; El Cardenal, de Palma; La Pagoda, de 5 de Mayo. Del plantón de la CNTE se pasó a la demostración de fuerza de los gobiernos local y federal, que mantienen un cerco con vallas metálicas en torno al Zócalo.

El cerco, de acuerdo con lospolicías federales entrevistados a la entrada de la Catedral, en la calle Guatemala, se debe a la necesidad de tener la plaza despejada para la ceremonia conmemorativa de los sismos del 19 de septiembre de 1985.

El propio jefe de Gobierno señaló que por la tarde de este jueves podría quedar liberado el Zócalo.

¿Mañana  ya se habrá retirado (del Zócalo) el Estado Mayor en la tarde? Se cuestionó al mandatario local.

Muy seguramente, muy seguramente”, respondió Mancera tras un acto protocolario en la calle 5 de Mayo, mientras en la Plaza de las Tres Culturas se desarrollaba el mitin de la CNTE.

En Tlatelolco la manifestación se dirigió en dirección hacia el Centro Histórico por Paseo de la Reforma. Sin embargo, un cerco policiaco formado por granaderos en el cruce de esa avenida con Bucareli y avenida Juárez les impidió el paso.

Esta mañana se repetirá el operativo de vigilancia en el Centro para evitar la llegada de manifestantes al primer cuadro, adelantaron fuentes del GDF.

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios