Doce frases inolvidables en la obra de Gabriel García Márquez

El escritor, periodista y ganador del premio Nobel de Literatura en 1982, festeja hoy 86 años de su nacimiento

COMPARTIR 
06/03/2013 10:43 ActitudFEM

Gabriel García Márquez a 86 años de su nacimiento

CIUDAD DE MÉXICO, 6 de marzo.- Gabriel García Márquez. Escritor, periodista y ganador del premio Nobel de Literatura, nació en Aracataca, Colombia, en 1927.

Su estilo rescata a la perfección la esencia de Latinoamérica, lo que es nacer y vivir en esta tierra llena de contrastes, exóticamente pobre con explicaciones mágicas para todo lo que conocemos. Un escritor que ha inspirado a cientos y que ha logrado materializar con palabras el espíritu de ser latino.

Para celebrar su cumpleaños, les dejamos 12 frases tomadas de sus libros, para recordar la genialidad de García Márquez:

·         Los seres humanos no nacen para siempre el día en que sus madres los alumbran, sino que la vida los obliga a parirse a sí mismos una y otra vez.

·         La vida no es sino una continua sucesión de oportunidades para sobrevivir.

·         La vida no es la que uno vivió, sino la que uno recuerda, y cómo la recuerda para contarla.

·         El problema del matrimonio es que se acaba todas las noches después de hacer el amor, y hay que volver a reconstruirlo todas las mañanas antes del desayuno.

·         Ofrecer amistad al que busca amor es dar pan al que se muere de sed.

·         Recordar es fácil para el que tiene memoria. Olvidar es difícil para quien tiene corazón.

·         El sexo es el consuelo que le queda a uno cuando ya no le alcanza el amor.

·         El afán de querer olvidarte es mi mayor ímpetu para recordarte.

·         El secreto de una buena vejez no es otra cosa que un pacto honrado con la soledad.

·         Yo diría que el machismo, tanto en los hombres como en las mujeres, no es más que la usurpación del derecho ajeno. Así de simple.

·         El escritor escribe su libro para explicarse a sí mismo lo que no se puede explicar.

·         La memoria del corazón elimina los malos recuerdos y magnifica los buenos, y gracias a ese artificio, logramos sobrellevar el pasado.

 Una cita sobre él:

"Uno quiere a Gabo como a la luna, porque le pertenece a cada quién de distinto modo y a todos tanto como quieran gozarla".
Ángeles Mastretta.

 

mca

 

Relacionadas

Comentarios