Localizan a Renata en un albergue de monjas de Morelia

La PGJEM informó que la joven reportada como desaparecida en Huixquilucan, se trasladó por su propia cuenta a Morelia; ya está con su familia

COMPARTIR 
20/02/2013 23:33 Gerardo Jiménez

CIUDAD DE MÉXICO, 21 de febrero.- Terminó la angustia. Renata Álvarez Díez Gutiérrez regresó a su casa por voluntad propia y tras casi 72 horas de permanecer desaparecida, después de que las redes sociales motivaron y presionaron a autoridades para localizarla.

En entrevista radiofónica, el procurador del Estado de México, Miguel Ángel Contreras informó que durante la madrugada de ayer fue localizada la joven de 18 años –que el domingo pasado salió de su residencia en Lomas de Tecamachalco– en una casa de retiro espiritual en Morelia, Michoacán.

Fue su padre, Fernando Álvarez, y personal de la PGJEM quienes se trasladaron directamente al albergue La Divina Providencia de las Voluntarias Vicentinas A.C., para luego llevar a Renata a Toluca, y de ahí a su casa en Tecamachalco.

Desde la madrugada se informaba en redes sociales del posible hallazgo de la joven y fue su padre quien por la mañana confirmó que estaba en su hogar agradeciendo el apoyo de autoridades tanto del Estado de México como del Distrito Federal.

“¡Gracias... Renata ya está en casa!”, fue lo que se limitó a decir, mientras que su madre Mónica apagó los teléfonos para evitar ser entrevistada.

No dimensionó sus actos

El procurador mexiquense desmintió que la joven se haya ido de su casa por un pleito con sus padres, sino que el problema fue de tipo escolar “y ella, seguramente por su edad, lo sobredimensionó”.

El funcionario detalló que fue localizada gracias a que al salir de su casa, Renata tenía en su poder una tarjeta, sin precisar si era de crédito o de débito, y dispuso de dinero y las transacciones fueron ubicadas.

También para dar con ella la PGJEM detectó que tomó un taxi por lo que se dieron a la tarea de localizar al chofer quien indicó que la llevó a la terminal Observatorio en la que a través de las cámaras de vigilancia se pudo apreciar que se subió a un autobús con destino a Morelia.

“Lo demás fue trabajo de inteligencia y de detección de redes telefónicas”, puntualizó el procurador Miguel Ángel Contreras, quien dijo que este caso debe servir de reflexión para que jóvenes dimensionen las consecuencias de sus actos.

El domingo 17 de febrero, Renata Álvarez Díez salió por su propia voluntad de su domicilio y le dijo a su familia que iría a hacer ejercicio; sin embargo, no regresó y no volvieron a tener comunicación con ella.

Otras fuentes que participaron en la investigación aseguraron que en sus primeras declaraciones los padres de la joven cayeron en contradicciones y fue cuando indicaron que habían discutido al impedirle ir de fiesta el sábado por la noche.

“El enojo de la joven fue más, de acuerdo con los primeros datos que aportaron, porque le cancelaron el teléfono celular”, dijo una fuente y pidió el anonimato.

Una historia de angustia

En entrevista con Excélsior, Mónica Díez, madre de la joven, relató que Renata iría a un club deportivo a hacer ejercicio y desde entonces desmintió las versiones que se hicieron públicas de una presunta pelea que motivó su salida intempestiva.

“Salió de mi casa, eso del Centro comercial es mentira, también lo (que se dice) que discutió con sus papás es mentira”, comentó la mujer.

Con voz nerviosa la madre de Renata explicó que la joven salió de su casa e iría en vehículo a un deportivo que se localiza en Huixquilucan, aunque en videos de vigilancia del conjunto habitacional se observa a una persona que va detrás de ella.

“En las imágenes (de circuito cerrado) se ve que sale caminando  y no volvemos a saber, hasta ahorita (lunes) no sabemos de ella, y se ve en las imágenes, atrás de ella, como tres metros atrás, a una persona, un hombre o un muchacho, pero no sabemos si la estaba siguiendo o era otro vecino, no sabemos nada”, expuso afligida Mónica Diez.

Agregó que desconocía las características de ese hombre que caminaba detrás de Renata ya que la definición de la grabación era de muy mala calidad.

Al cuestionarla sobre cuál era la rutina que tendría su hija al salir de su hogar, reiteró que iba a un club deportivo que estaba en el mismo municipio de Huixquilucan.

“Me dijo que iba al club a hacer ejercicio, ahí mismo (a Huixquilucan)”, relató antes de colgar el teléfono ya que argumentó que debía atender otras llamadas telefónicas de personas que habían hecho denuncias sobre el caso.

El lunes 18, el procurador del Estado de México recibió a los padres de Renata Álvarez Díez Gutiérrez y se inició la averiguación con la carpeta de investigación que llevó a su localización en Morelia, también fue reportada esta desaparición en el Capea de la Procuraduría General de Justicia del DF.

En redes

Amigos, familiares y personas cercanas a Renata Álvarez Díez, de 18 años de edad, crearon un grupo de búsqueda de la joven.

Al ser localizada, se publicó en Facebook el siguiente mensaje: “No existen palabras para expresar la felicidad y el agradecimiento que todos los que estamos unidos sentimos... GRACIAS a Dios y a todos los que participaron en oracion!!! GRACIAS!!!!!!!!!!”

En Twitter fue uno de los temas más comentados durante el lunes. Los medios de comunicaciòn siguieron el caso hasta que éste se resolvió con la colaboración de la PGJEM.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red