NUEVA YORK, 5 de septiembre.- El suizo Roger Federer tuvo una de esas noches que serán recordadas por muchos años, al avanzar a las semifinales del US Open tras derrotar al francés gael Monfils en cinco sets, luego de que el suizo perdió los primeros dos sets.

El ex uno del mundo ganó por 4-6, 3-6, 6-4, 7-5 y 6-2 en 3:20 horas, y enfrentará por el pase a la final al croata Marin Cilic.

Con la victoria Federer aseguró el segundo lugar de la ATP a partir del lunes por encima de Rafael Nadal, en un encuentro en el que tuvo dos match points en contra en el cuarto set.

“Fui mejorando, pero cuando estaba dos match points abajo ya no me sentía tan bien. Me dije: ‘Esto es todo’”, describió el suizo con sinceridad sus sensaciones en el emocionante partido.

“Pero saqué bien, me mantuve en el partido y comencé a jugar mejor y mejor, fue una gran sensación”, agregó.

Roger enseñó su mejor tenis, el que lo ha elevado a ser una leyenda del deporte blanco y tras ganar el cuarto set con la ayuda de una doble falta del francés, la manga definitiva fue de un sólo lado, un partido entre un gran campeón, y un tenista lleno de dudas.

Cilic se mete a semifinales

El croata Marin Cilic se metió por primera vez en las semifinales de un Grand Slam al vencer en tres sets al checo Tomas Berdych.

Cilic batió al séptimo del ranking y sexto favorito en Nueva York por 6-2, 6-4 y 7-6 (7/4) en dos horas y 22 minutos de juego en una jornada de mucho viento en Flushing Meadows.

 Cilic, quien celebró el triunfo con un grito eufórico, se convirtió así en el primer jugador croata que alcanza las semifinales del US Open, desde que Goran Ivanisevic, su actual entrenador, lo hiciera en 1996.

“Ha sido un día realmente increíble para mí”, celebró Cilic, quien está por segunda vez en su carrera en las semifinales de un Grand Slam tras meterse entre los cuatro mejores en Australia hace cuatro años.

“El viento estuvo muy fuerte, pero sentí que pude adaptarme mejor que él”, analizó el croata, que vuelve a estar en los primeros planos después de cumplir el año pasado una sanción de seis meses por una infracción técnica a las reglas antidoping.

“Pasé algunos momentos difíciles en los últimos años. Pero estoy feliz de que ahora esté funcionado todo en mi equipo y de estar disfrutando en la cancha”, añadió el balcánico.