CIUDAD DE MÉXICO, 4 de septiembre.- Me despierto en la madrugada, bajo corriendo las escaleras y me encuentro bajo el Árbol a 32 equipos listos para hacerse pedazos a lo largo de 17 semanas de campaña regular y otras cuatro de playoffs. Navidad llegó.

Ninguna, y me refiero a que NINGUNA liga deportiva del mundo genera tal expectación a su inicio como la NFL, tal vez sea por falta de calidad en su producto (Liga Mx) o porque está sobre expuesta (Champions League). Pero la NFL genera tal expectativa con justa razón. Ya pasó medio año desde la última tacleada y necesitamos más. Más golpes, más táctica, más pases e intercepciones… y los mismos tristes Raiders.

Aparentemente, lo que la liga necesita a cambio, son más puntos y menos festejos. Pero podemos vivir con eso.

Como es bien sabido, las primeras tres semanas son las más complicadas para apostar, pero eso no nos va a detener ni será excusa. También, como ya sabemos, esta semana pinta como el paraíso de las altas: El énfasis en los castigos en el perímetro y la tendencia a que la ofensiva llega mejor aceitada que la defensiva, nos dan la llave hacia el dinero.

Pero sin más preámbulo. A lo que venimos.

Empacadores en Seattle: Green Bay tiene un ataque de lujo, pero le tocó ponerse a los balazos con Mario Almada. Los Halcones Marinos van a salir más drogados que Wes Welker en un Kentucky Derby y con el respaldo de ese público, promete ser un viaje muy especial.

Suponiendo que la ofensiva de Green Bay haga juego, que yo creo que lo hará, el problema está cuando el balón esté del otro lado, pues la ofensiva de Seattle es de primera línea y enfrente de ellos no hay muchísima oposición. Eso y el #12 hacen la diferencia: Seahawks por 8.

Santos en Atlanta: La buena noticia para Atlanta es que Julio Jones y Roddy White están finalmente sanos, potenciando un ataque que está entre los mejores de la liga. La mala noticia es que eso no les va ayudar a defender mejor.

Desafortunadamente para los Halcones, ante Santos necesitan más de lo segundo que de lo primero y no va suceder. Es difícil que Matt Ryan pierda en casa, pero no será su culpa, él va a poner puntos en la pizarra. Sin embargo, Drew Brees y sus muchachos van a poner más. Muchos más. Saints por 10.

49ers en Dallas: ¿Ya se saben ese chiste de: La defensiva de Dallas? Supongo que sí. Todos lo saben y el próximo domingo prometen brindarnos muchas más risas. Pese a ello, Tony Romo mantendrá a los Vaqueros en el juego. En serio, no es broma.

La defensa de los Niners está más golpeada que pelota de tenis y le hacen falta muchas piezas, lo que promete un duelo de esos del viejo oeste. Sin embargo, a la hora buena, como es una sana costumbre, a los Vaqueros les va a fallar la puntería. La semana pasada me llovió más feo que a Jerry Jones en día de draft cuando dije que San Francisco no iba a playoffs, el domingo, pese al triunfo, me darán un poco de razón. 49ers por 4.

Potros en Denver: El juego del domingo por la noche promete más emociones que las de un conmocionado tomando éxtasis (léase Welker, Wes). Dos ataques de altísimo octanaje, dos defensivas oportunas y muchísimo en la línea. ¿Qué tanto? ¿Qué les parece la posibilidad de definir la ventaja de local a lo largo de los playoffs en la AFC?

Los 55 puntos que dan Las Vegas para el over/under parecen una buena apuesta… para la primera mitad. El operador de la pizarra va a tener más trabajo que cualquiera de los corredores en este circo aéreo. Desafortunadamente para los Potros, involucrarse en un duelo de pasadores es una pésima idea cuando del otro lado está el Manning al que no le faltó oxígeno al nacer. Broncos por 9.

Y como no hay tiempo que perder, los TurboPicks:

Vikingos en San Luis: No hay algo mucho peor que tener a Matt Cassel de quarterback, excepto, claro, tener a Shaun Hill. Vikings por 4.

Browns en Pittsburgh: Johnny Manziel da un paso más a la titularidad cortesía de Dick LeBeau, Ben Roethlisberger y, por supuesto, Brian Hoyer. Steelers por 6.

Jaguares en Filadelfia: Solo queda esperar a que antes del juego, las Águilas pasen a una farmacia a comprar protección. Eagles por 14.

Raiders en NY Jets: En una liga de quarterbacks, ver el duelo Geno Smith vs. Derek Carr es como ir a un restaurante cinco estrellas y pedir una big mac. Jets por 3.

Bengalíes en Baltimore: La vida y el boxeo me han enseñado a nunca confiar en el pelirrojo. Cuervos por 5

Bills en Chicago: Uno de estos dos equipos podría ser el caballo negro de la temporada, el otro son los Bills. Bears por 10.

Pieles Rojas en Houston: Houston, tenemos un problema: Ryan Fitzpatrick. Redskins por 6.

Titanes en Kansas City: Estos Jefes se parecen a los míos… y le van a hacer la jornada bien larga a los Titanes. Chiefs por 13.

Patriotas en Miami: Mike Pouncey quería regalos y Tom Brady se los va a dar, pero estoy seguro que no le van a gustar. Pats por 6.

Panteras en Tampa Bay: Solo un loco y el oddsmaker de Las Vegas pensarían que Tampa Bay es favorito. Aunque en su defensa, podrían ser la misma persona. Panthers por 9.

NY Gigantes en Detroit: Con Eli Manning de un lado, es válido preguntarse quién recibirá más pases: ¿Calvin Johnson o el perímetro de Detroit? Lions por 9.

Cargadores en Arizona: Si los Cards me van a hacer quedar bien a final de la temporada, este es un buen juego para trazar el camino a enero: Cardinals por 3.

Mucha suerte y recuerden que no hago reembolsos.