BARCELONA, 3 de septiembre.- El uruguayo Luis Suárez jugará mañana su primer partido con el Barcelona, aunque éste será amistoso y contra el filial azulgrana en la Ciudad Deportiva.

Este será el primer partido que pudo programar el conjunto barcelonista, entre otras razones, para que su estrella, sancionada sin poder jugar hasta finales de octubre, pueda agarrar el ritmo de la competición.

El filial azulgrana y las instalaciones de la Ciudad Deportiva serán, así, la primera oportunidad de ver en acción a Suárez, en un partidillo, en el que ya estará el entrenador, Luis Enrique Martínez, quien hoy y mañana asistirá a unas sesiones organizadas por la UEFA y dirigidas a los preparadores más importantes del continente.

Hasta que Suárez pueda aparecer en un partido oficial a finales de octubre, el conjunto catalán intentará que el uruguayo pueda participar en un par más de encuentros amistosos, aunque lo apretado del calendario impiden poder prever qué días le quedarán libres al equipo azulgrana.

ald