MADRID, 1 de septiembre.- El delantero mexicano Javier Hernández se convirtió en el último refuerzo del Real Madrid y aseguró que, “además de ser un sueño cumplido”, tratará de “ayudar dentro y fuera del campo” para  conseguir más títulos.

Tras el acuerdo de cesión alcanzado entre el Manchester United y el Madrid, que se certificó con el reconocimiento médico superado por  Chicharito en la capital de España, el jugador fue presentado por Emilio Butragueño en la sala de prensa del estadio Santiago Bernabéu. Radiante, sin parar de sonreír, orgulloso de su origen y con el deseo de ayudar a su nuevo club.

No hay jugador en el mundo que no pueda decir que vestir esta camiseta o estar en el Real Madrid no es un sueño. Estoy feliz por cumplirlo y poco a poco me va cayendo el veinte de que formo parte de esta gran institución, en la que vengo a sumar. Ojalá salgan bien las cosas”, aseguró.

En todo momento en su presentación, Hernández dijo estar “encantado” y “agradecido” con la directiva merengue, por haber confiado en su capacidad futbolística.

Trato de llevar siempre una vida con muchos objetivos, metas y sueños pero tratando de ser muy sencillo en muchos aspectos. Voy a ayudar a que el club siga igual o más exitoso de lo que ya es. Espero dar mi granito de arena para que puedan seguir llegando muchos títulos”, agregó.

Además, agradeció el apoyo que ha recibido de los aficionados mexicanos y recordó los logros que alguna vez tuvo Hugo Sánchez como parte de los merengues.

Nuestros caminos han sido opuestos y nunca hemos podido coincidir trabajando, pero al hablar de Hugo sobran las palabras.  Todo el mundo sabe lo que significa ese nombre en esta institución”, apuntó.

Hernández no prometió goles, pero sí aseguró que quienes confiaron en su llegada al Real Madrid verán “una persona entregada”.

Puso por delante siempre el interés del grupo al individual: “Para lograr títulos hay que trabajar en equipo”, convencido de que aprenderá al estar rodeado de grandes figuras del futbol.

Luego de finalizar su presentación, Chicharito charló brevemente con su nuevo técnico, el italiano Carlo Ancelotti, y confió en poder debutar en dos semanas en un partido especial, el clásico madrileño ante el Atlético de Madrid.

Por su parte, antes de viajar a San José, California, el técnico de la Selección Nacional, Miguel Herrera, consideró que Chicharito está preparado para trascender en su nueva aventura.

“Me da gusto. Va a un equipo de los importantes en el mundo y tendrá más actividad. Crecerá en esa competencia interna”, dijo.

Es el cuarto merengue

La llegada de Javier Hernández al Real Madrid termina con 22 años de no ver mexicanos con la camiseta merengue. Quien lo había hecho por última vez fue Hugo Sánchez Márquez, aquel gran rematador de chilenas que logró quedarse en la historia del club.

El mítico delantero del Madrid militó de 1985 a 1992, consagrándose como uno de los futbolistas más importantes de los años 80 y, además, como el sexto máximo goleador del cuadro merengue.

Hugo logró cuatrotrofeos Pichichi, cinco títulos de la Liga española de forma consecutiva, tres Supercopas de España, una copa de la UEFA y una Copa del Rey. Fue el máximo romperredes extranjero de la Primera División de España durante más de 20 años (234 anotaciones), hasta que, en 2014, el argentino Lionel Messi le arrebató su récord.

Asimismo, al igual que Chicharito y el Pentapichichi, José Ramón Sauto y José Luis Borbolla vistieron la camiseta blanca en los años 40.

Sauto fue el primero de ellos, debutando con el Madrid en 1933 y quedándose 11 temporadas, algunas de ellas como capitán. Durante el inicio de la Guerra Civil se marchó a Francia con  el pasaporte americano y no disputó ningún partido hasta la campaña 1939-40. Consiguió tres subcampeonatos de Liga y una Copa de España.

No obstante, a pesar del tiempo que Sauto pasó como parte del conjunto de Chamartín, no consiguió marcar un solo tanto.

José Luis Borbolla fue el segundo jugador nacional en ser contratado por los merengues. En 1944, Borbolla dejó el Deportivo La Coruña para unirse al plantel madrileño.

Tras varios problemas con la adaptación, el delantero emigró a Vigo y disputó una temporada con el Celta. Su aportación se redujo a un gol anotado en cinco partidos jugados. Con esos antecedentes, Javier Hernández toma su turno. Luego de ser relegado en el Manchester United llega a préstamo por un año con opción a compra.

Un cierre con apuros

El delantero uruguayo Luis Suárez (Barcelona), James Rodríguez y Toni Kroos (Real Madrid), y Antoine Griezmann y Mario Mandzukic (Atlético de Madrid), marcaron un mercado de fichajes movido en España hasta el último día, cuando se cerraron las contrataciones  del mexicano Javier Hernández (Real Madrid), el colombiano Radamel Falcao (Manchester United) y el inglés Danny Wellbeck, cedido al Arsenal por los Red Devils.

Los movimientos en la Liga española llamaron la atención por la llegada de varios atacantes. Si en la temporada pasada habían sido Neymar y David Villa los traspasos bomba, este curso llegaron a España Suárez, James, Mario Mandzukic
(Atlético), Chicharito y Álvaro Negredo (Valencia), entre algunos otros.

El Atlético y Chelsea protagonizaron uno de los caminos de ida y vuelta del verano, con el regreso del portero belga Thibaut Courtois al cuadro inglés, después de tres años consecutivos de préstamo con los colchoneros. También tomaron rumbo a Londres el lateral brasileño Luis Filipe y Diego Costa.

Los principales cambios en el Real Madrid y Barcelona, en búsqueda de recuperar una lucha por el título interrumpida por los rojiblancos tras nueve años de dominio incontestable, fueron motivados por las actuaciones de varios jugadores en el Mundial de Brasil.

El más llamativo fue el del colombiano James Rodríguez, ganador de la Bota de Oro en el Mundial tras anotar seis goles, por quien el Madrid pagó 80 millones de euros al Mónaco. Junto a él se unió uno de los grandes artífices del campeonato mundial: el alemán Toni Kroos, procedente del Bayern Múnich.

El caso de Kroos fue el primer episodio de un puente entre el Bayern y el Madrid, que incluyó el traspaso de Xabi Alonso con los bávaros.

Otro que tomó el camino de salida del Madrid fue el argentino Ángel Di María, uno de los más destacados de su selección en el Mundial, quien recaló en el Manchester United inglés a cambio de 75 millones de euros.

Los Red Devils, como el Bayern, realizaron otro cambio de cartas con el cuadro merengue tras la cesión de Javier Hernández al Madrid por una temporada.

- EFE