NUEVA YORK, 1 de septiembre.- La estadounidense Serena Williams, primera cabeza de serie, dio otro paso más en su objetivo de revalidar el título del Abierto de Estados Unidos al imponerse por 6-3 y 6-3 a la estonia Kaia Kanepi, 49 del mundo, y alcanzar los cuartos de final del último torneo de Grand Slam de la temporada.

La próxima rival de Williams será la italiana Flavia Pennetta, undécima favorita, que se impuso por 7-5 y 6-2 a la australiana Casey Dellacqua, vigésima novena cabeza de serie.

El duelo entre las veteranas Williams y Pennetta, ambas con 32 años, será el sexto, con cinco triunfos conseguidos por la tenista estadounidense, incluido el último en los octavos del Masters 1000 de Cincinnati.

La menor de las hermanas Williams sólo necesitó de una hora y cinco minutos de acción en la pista central del Arthur Ashe para superar a la verdugo de la española Carla Suárez-Navarro, con golpes potentes de derecha y un saque que nunca pudo restar Kanepi.

Williams, que busca su sexto título en el US Open, tercero consecutivo, rompió el saque de Kanepi cinco de las nueve oportunidades que dispuso por sólo una cesión que le hizo a su rival a la que ha vencido en los cuatro enfrentamientos que han tenido como profesionales.

La número uno del mundo colocó ocho saques directos con cuatro dobles faltas por 0 y 3, respectivamente, de Kanepi, que se limitó a luchar, pero sin que pudiese imponer el ritmo de juego que estuvo en todo momento del lado de Williams.

Como había declarado en la jornada anterior, Williams, asimilada la "sorpresa" de estar ya en la segunda semana del último torneo de Grand Slam, ahora ya tiene el convencimiento de que puede luchar de nuevo por el título, que sería el primero de Grand Slam en lo que va de temporada.

Los malos resultados en el Abierto de Australia, quedó eliminada en la cuarta ronda; en el Roland Garros, por fuera en la segunda, y en Wimbledon, del que dijo adiós en la tercera, ha generado mayor felicidad y satisfacción a Williams el estar de nuevo en plenitud de forma en el torneo del que ya es la reina indiscutible.

La octava jornada del Abierto de Estados Unidos también tiene programados otros dos partidos de octavos de final femeninos que disputarán la canadiense Eugenie Bouchard, séptima favorita, contra la rusa Ekaterina Makarova, decimoséptima.

Mientras que la bielorrusa Victoria Azarenka, decimosexta favorita, jugará ante la serbia Aleksandra Krunic por un puesto en los cuartos de final, a los que ya han clasificado por la parte de abajo del cuadro la adolescente suiza Belinda Bencic, que se enfrentará con la china Shuai Peng, y la danesa Caroline Wozniacki (10) a la italiana Sara Errani (13). 

cmb