GUADALAJARA, 1 de septiembre.- Guadalajara sigue sin funcionar al frente ni en casa, donde tuvo que conformarse con el empate sin goles ante un Cruz Azul que tampoco ofreció mucho, en el cierre de la fecha siete del Torneo Apertura 2014.

La falta de gol es uno de los principales problemas de Chivas en lo que va del certamen, mal que volvieron a padecer en este cotejo, en el que debieron irse al descanso con la ventaja, solo que esta vez no fue por una mala definición, sino por dos grandes acciones defensivas del cuadro capitalino.

Ante un rival que también demostró enormes limitaciones futbolísticas, el Rebaño Sagrado se vio mejor y generó la primera de peligro apenas al minuto cuatro, en un rechace del portero Jesús Corona que Carlos Gerardo Rodríguez conectó con la cabeza donde el balón llevaba dirección de portería, pero en la línea de gol Francisco Javier Rodríguez, con una espectacular “chilena”, salvó su meta.

La respuesta de La Máquina, que jugó sin un centro delantero fijo, se dio al minuto 12 en un balón filtrado para Christian Giménez, a quien las piernas no le alcanzaron y eso lo aprovechó el arquero José Antonio Rodríguez para salir por el esférico.

Ya cerca del final del primer lapso, una nueva intervención defensiva fue vital para mantener la paridad, un remate de Jesús Sánchez fue despejado en la línea de gol por parte del cruzazulino Julio César Domínguez, para irse así al descanso.

La visita ajustó para el segundo tiempo y a excepción de un cabezazo de Omar Bravo, que pasó muy cerca del poste derecho, mantuvo bajo control a la ofensiva local y empezó a verse mejor sobre la cancha.

El ingreso de Pablo Barrera le permitió a Cruz Azul tener mayor profundidad por la banda derecha, pero con el problema que no contaba con un rematador para aprovechar esos balones, para lo cual el técnico Luis Fernando Tena decidió meter a la cancha al argentino Mariano Pavone.

Sobre el césped, los “cementeros” ya eran mejores y pudieron reflejarlo en el marcador, siempre y cuando anotaran el penal, si el silbante hubiera tenido el valor de marcar una clara falta dentro del área sobre el argentino Mauro Formica, al minuto 67.

El cierre fue lo mejor del partido, con José Antonio Rodríguez como la figura al tapar un remate a “boca de jarro” de Pavone, con lo que se firmó un empate que no le sirve mucho a Chivas que sigue en picada en todos los aspectos y unos cruzazulinos que al menos sumaron, pero conscientes que deben mejorar mucho.

Con este resultado, el cuadro tapatío llegó a seis unidades, además de llegar a 78 en la tabla de porcentajes, solo uno encima de Puebla. Mientras que los “celestes” sumaron nueve puntos en la tabla general.

fdr