LAS PALMAS, 31 de agosto.- Con dos derrotas sucesivas, el comienzo en el Mundial de Basquetbol fue un duro aprendizaje para México, ausente de la competencia durante 40 años, aunque no tira la toalla, aseveró hoy aquí la estrella del equipo, Gustavo Ayón.

Sí, la verdad es que se puede decir que fue un duro aprendizaje para nosotros este inicio de mundial", reconoció Ayón en declaraciones a la prensa luego de la derrota de México contra Eslovenia, decimotercera selección mundial, por 89 a 68 puntos.

Ayón explicó que las dos derrotas de México, contra Eslovenia este domingo y el sábado ante Lituania, se debieron a la fortaleza de los dos rivales.

Lituania obtuvo medalla de bronce en el pasado mundial, mientras que Eslovenia es una de las mejores selecciones del viejo continente.

Nos tocaron los dos rivales más difíciles (del grupo D), pero hay que darle vuelta a la página", atajó el jugador de los Atlanta Hawks, quien este domingo marcó 23 puntos.

En este sentido, el jugador lamentó también la desconcentración del cuadro nacional en algunas fases de los dos partidos que le valió al equipo un castigo muy severo en puntos.

En un lapsus del partido nos vamos, no tenemos la concentración y ante este tipo de equipos eso no puede pasar. Es difícil remontar en dos ocasiones... Hay que dar la vuelta a la página y pensar en el siguiente juego", expuso el pivot de la NBA.

Sobre los tres partidos que le faltan a México en este mundial, Australia, Corea del Sur y Angola, estimó que a priori serán menos duros, aunque nunca fáciles, por tratarse de rivales menos fuertes.

Sabíamos de la dificultad de estos partidos que teníamos, y ahora a lo mejor no son de nivel el resto de equipos, pero también tenemos que estar concentrados y tenemos que ir por el siguiente juego a como dé lugar", asentó.

Respecto al próximo partido de México, el martes contra Angola, un rival directo para la clasificación a la siguiente fase, Ayón se mostró convencido de que México debe ganar el partido como sea.

Ese juego nos lo tenemos que llevar a casa. Está dentro de nuestras manos el poder clasificarnos. El partido de pasado mañana (martes) tenemos que ganarlo sí o sí como de lugar", subrayó.

cmb