CIUDAD DE MÉXICO, 31 de agosto.- La Selección Mexicana de voleibol, encabezada por Gustavo Meyer y Carlos Guerra, disputa a partir de mañana su segundo Mundial consecutivo, y quinto en la historia, con el objetivo de mejorar el lugar 13 obtenido en 2010.

Hace cuatro años esta generación de jugadores, con la adición de Iván Contreras que ahora está convertido en entrenador asistente, logró romper una racha de 28 años sin que México calificara a esta competencia.

Al término de ese Mundial disputado en Italia, los jugadores solicitaron continuidad, la creación de una liga nacional y apoyo para viajar y tener fogueo.

Cuatro años más tarde, hay una incipiente liga semiprofesional y pequeñas becas, continuidad en la dirección técnica con Sergio Hernández (quien fue asistente de Jorge Azair en 2010) y tres jugadores contratados en Europa: Meyer, Guerra y recientemente Tomás Aguilera.

“Ahora que regresé a la selección noté que los muchachos tienen un mejor trabajo físico, ahora somos más veloces, hemos mejorado tácticamente”, dice Meyer. “Carlos y yo nos tenemos que ajustar para jugar los roles que tenemos que cumplir y hacer un gran papel.”

Con esos argumentos México buscará calificar a la segunda ronda, una fase a la que avanzan los primeros cuatro equipos de los seis que integran cada sector. China y Egipto lucen como los rivales con los que se peleará un boleto en el Grupo C, en el que son favoritos Rusia y Bulgaria.

“Rusia es campeón olímpico y Bulgaria está en los primeros lugares de la Liga Mundial”, dijo Tomás Aguilera.

La preparación mexicana fue con su participación en la Liga Mundial, donde disputó dos juegos y fue eliminado, luego la Copa Panamericana y un cuadrangular en Qatar.

“Como objetivo tenemos calificar a la segunda ronda, ése es un objetivo real”, dijo Meyer. “De acuerdo con lo que está en los libros, China y Egipto son los equipos con los que tendríamos que luchar por el pase”, estima Meyer, quien milita en el voleibol de la liga de Suiza.

“Vamos con el sueño de pasar a segunda ronda, sabemos que no será fácil; pero el sueño y la preparación ahí están”, consideró Aguilera.

Uno más de los elementos importantes para México será Pedro Rangel, quien fue considerado el Jugador Más Valioso del torneo de clasificación en Puerto Rico y el mejor elemento nacional en la Liga Mundial. Su hermano Jesús, el líbero titular, es otro elemento clave para las aspiraciones nacionales.