CIUDAD DE MÉXICO, 30 de agosto.- El tenista serbio Novak Djokovic, máximo favorito, se instaló en la ronda de octavos de final del Abierto de Estados Unidos tras superar sin muchas complicaciones y en sets corridos al local Sam Querrey.

‘Nole’ se quedó con la victoria en la cancha del Ashe Stadium con tanteador de 6-3, 6-2 y 6-2 en una hora y 25 minutos, tiempo en el que consiguió 69 por ciento de efectividad en su servicio y 25 tiros ganadores.

Desde el comienzo del partido el serbio, no dio tregua al norteamericano; concretó dos quiebres para ponerse cómodamente 5-0 en el primer set hasta imponerse 6-3 sin precipitaciones.

1 hora y 25 minutos necesitó 'Nole' para vencer a Querrey

El guión no cambió en el segundo capítulo ante un Querrey que, con el solo apoyo del público, no era capaz de imponer su tenis frente al número uno del ranking mundial. En par de ocasiones el local pudo presionar, insuficiente para un 6-2 contundente a favor del europeo.

En la tercera manga el estadunidense, necesitado del triunfo para estirar el partido, se puso 1-0, pero de poco le sirvió frente a Djokovic, quien salió decidido en sellar su boleto a octavos de final de la manera más rápida para guardar energías.

Querrey ganó un juego con su servicio para ponerse 2-5, pero con el saque el serbio se adjudicó la victoria definitiva con otro 6-2 que le dejó buenas sensaciones.

En octavos se medirá con el vencedor del choque entre el alemán Philipp Kohlschreiber, 22 en la siembra y el estadunidense John Isner, decimotercero en las preferencias.

Otros resultados

En la tercera ronda del último Grand Slam de la temporada 2014, fue un mal día para los últimos dos jugadores latinoamericanos que estaban con vida.

El japonés Kei Nishikori, décimo cabeza de serie, eliminó al argentino Leonardo Mayer (22 en la siembra) con parciales de 6-4, 6-2 y 6-3, en un duelo que tuvo un solo dueño.

El dominicano Víctor Estrella Burgos, por su parte, vendió más cara la derrota pese a caer en tres sets ante el canadiense Milos Raonic (5), pues obligó en todos los capítulos la definición del “tie break” para un tanteador final de 6-7 (5-7), 6-7 (5-7) y 6-7 (3-7).

Por su parte, el británico Andy Murray, octavo preclasificado, sólo tuvo un despiste pero logró situarse en la siguiente etapa al imponerse en cuatro episodios al ruso Andrey Kuznetsov con pizarra de 6-1, 7-5, 4-6 y 6-2, en duelo donde firmó cuatro aces, cinco dobles faltas y 37 errores no forzados.

fdr