MADRID, 29 de agosto.- La escudería Mercedes no tolerará un nuevo incidente entre los pilotos Lewis Hamilton y Nico Rosberg después de que, en el pasado Gran Premio de Bélgica, el británico sufriera un pinchazo en su rueda trasera izquierda por el impacto del alerón delantero de su compañero y actual líder del Mundial.

Lewis y Nico entienden y aceptan la regla número uno del equipo: no debe haber ningún contacto entre los dos coches en carrera. A ambos les ha quedado claro que un nuevo incidente no será tolerado", señala el comunicado facilitado por Mercedes tras la reunión mantenida esta mañana por los dos máximos responsables del equipo, Toto Wolff y Paddy Lowe, y los pilotos.

Durante este encuentro, celebrado en la sede de Mercedes en Brackley, Nico Rosberg reconoció su responsabilidad en el choque y se disculpó por su error. Este arrepentimiento, sin embargo, no le librará de las medidas disciplinarias adoptadas por el equipo.

"Mercedes-Benz mantiene su compromiso con la competición, de manera justa, entre los pilotos porque ese es el camino correcto para ganar campeonatos. Eso es bueno para el equipo, para los seguidores y para la Fórmula Uno. Seguirán teniendo libertad para pelear por el Campeonato del Mundo", concluye el comunicado. 

ald