CIUDAD DE MÉXICO, 28 de agosto.- El pasado 24 de mayo en las Vegas Nevada, TJ Dillashaw llegaba para pelear de rebote, en aquella ocasión, la pelea estelar se había caído y se buscaba un buen reemplazo por lo que llego el campeón gallo el brasileño Renan Barao.

Barao campeón del UFC se presentaba como el amplio favorito,  ante un Dillashaw que recibió la oportunidad de su vida.

Llego el día del combate y al inicio el brasileño tomo el control, pero el estadounidense hacia una muy buena combinación de patadas, usando el boxeo que fue la clave para el desarrollo del combate.

Llegaba el quinto asalto y Herb Dean detenía el combate, por lo que TJ Dillashaw se convertiría  en el nuevo monarca de la división gallo del UFC.

Tras el combate los rumores sobre una posible revancha, se escuchaban por todos lados,  por lo que la compañía de inmediato le dio la oportunidad de que se volvieran a verse las caras, y será este sábado en Sacramento, California.

Sé que tendré que hacer algo muy diferente a la primera vez, yo quiero convertirme  en un mejor peleador en cada pelea, quiero seguir mejorando y seré mucho mejor ahora que me volveré a enfrentar”.

Mientras tanto Barao buscara demostrarle al mundo que la derrota ante TJ fue solo una mala noche, y que esperara recuperar el título “Estuve muy triste cuando perdí el cinturón, sin duda el (Dillashaw) hizo un gran trabajo aquella noche, fue una mala para mí, pero esta ocasión será totalmente diferente, tuvo suerte de conectarme y esta vez lo prometo será totalmente distinto”.

En el combate co-estelar de la noche estará Tony Ferguson estará enfrentando a Danny Castillo, mientras que en la división de las mujeres entraran en acción  Shayna Baszler de estados unidos ante la brasileña Bethe Correia.

Este viernes será la ceremonia de pesaje en el Sleep Train Arena mismo lugar donde el sábado se celebrara la esperada revancha entre Barao y Dillashaw.

cmb