SAN SEBASTIÁN, 28 de agosto.- La Real Sociedad no jugará en la Europa League tras caer goleada por 3-0 en el campo del Krasnodar ruso, en un partido en el que los donostiarras ofrecieron una imagen irreconocible.

El Krasnodar mostró una imagen diametralmente opuesta a la estrategia defensiva que exhibió en Anoeta y fue a por el partido desde el primer minuto ante una Real que se echó para atrás y especuló con el marcador.

Pudo pagar pronto cara la Real la excesiva protección de su área ya que dejó libertad al medio campo del Krasnodar, que se plantaba una y otra vez en el área donostiarra y disfrutó de opciones claras de gol en la primera mitad.

La suerte la tuvo de cara el equipo de Jagoba Arrasate porque al final de esa primera parte, en el minuto 40, pudo encajar el gol que habría equilibrado la eliminatoria en un remate a bocajarro de Jedrzejczyk a la salida de un córner, al que dio una respuesta espectacular el argentino Gero Rulli, que debutaba en partido oficial con la Real.

No cambió mucho el guión en una segunda mitad dominada en su integridad por el Krasnodar que, sin embargo, sufrió en un remate de Sergio Canales que vio abortado su remate por Dikan en el minuto 57.

La Real, no obstante, jugaba con fuego y estuvo a punto de quemarse instantes después en un doble remate del Krasnodar, uno de ellos muy claro de Akmedov, que se encontró con una doble parada gigantesca de Rulli para evitar el gol que se venía venir.

Éste llegó en el minuto 70 cuando los rusos obtuvieron un penalti en una inocente entrada de De la Bella, que además llevó aparejada el gol de pena máxima de Joazinho y 20 minutos para defender un resultado que sólo otorgaba la prórroga.

Arrasate metió al mexicano Carlos Vela para que imperara el orden en el estadio Kuban pero la lesión del portero Rulli terminó por descomponer a los realistas que, a dos minutos para el final, encajaron el segundo gol del Krasnodar que les apeaba de Europa a las primeras de cambio.

Con la Real en busca de un tanto que les permitiera voltear la eliminatoria llegó un contraataque letal del equipo de Oleg Kononov y Ari marcó el definitivo 3 a 0, que hizo justicia a los méritos rusos.

cmb