CIUDAD DE MÉXICO, 28 de agosto.- La seña obscena que realizó Ángel Reyna al público en el duelo ante Veracruz en el estadio Luis “Pirata” Fuente, le costó dos mil días de salario mínimo, es decir 134 mil 580 pesos.

La Comisión Disciplinaria determinó imponer una sanción de dos mil días de salario mínimo al jugador Ángel Reyna por contravenir el Código de Ética de la Federación Mexicana de Futbol Asociación, A.C., así como la Declaración de Juego Limpio y Ética Deportiva”, cita el comunicado.

“Como establece el Código de Ética, el importe correspondiente a la sanción será turnado a la LIGA MX/ ASCENSO MX quien lo destinará a la causa social de su elección”, finaliza.

ald