MADRID, 27 de agosto.- El delantero mexicano Raúl Jiménez levantó polémica en su presentación oficial como refuerzo del Atlético de Madrid, pues cuando dominaba la pelota en el césped del Vicente Calderón, la afición colchonera le pidió besar el escudo y el ex americanista hizo oídos sordos a la petición.

Se dijo “Enamorado del Atleti”

Jiménez, preguntado al respecto en la rueda de prensa de su presentación, afirmó que ese apoyo al eterno rival de su nuevo club, que se mostró en la red social Twitter durante la final de la Liga de Campeones en la que derrotaron al Atlético, quedó "atrás"

Eso queda atrás, con lo que he vivido en este poco tiempo en la ciudad me he venido a enamorar del Atlético", dijo el delantero.

"Estoy en ese enamoramiento y vengo con esa ilusión de seguir cosechando títulos, hacer historia y qué mejor que en el Atleti", agregó.

cmb