CIUDAD DE MÉXICO, 26 de agosto.- Un importante aporte ha dado el pitcher Juan Antonio Sandoval a Diablos Rojos del México desde su regreso al bullpen escarlata y espera que con su buen nivel y el del equipo aspiren al campeonato de la Liga Mexicana de Beisbol

El dominicano, quien en 2011 llegó a la Liga Mexicana con el cuadro escarlata y después pasó a Tigres de Quintana Roo, con los que fue campeón, llegó a Diablos desde la sucursal Triple A de Rays de Tampa Bay en junio y ha sido una pieza clave para los pingos en la temporada. Ahora espera ayudar a la novena a superar a los Sultanes de Monterrey en la final de la Zona Norte.

Sandoval, quien ha sido el preparador del cerrador panameño Manny Acosta, tuvo un récord de nueve triunfos y una derrota, además de cuatro salvamentos y una efectividad de 2.00, muy baja considerando que muchas de su apariciones fueron en el Foro Sol, parque conocido por ser muy favorable con los bateadores.

“Gracias a Dios las cosas se han dado muy bien para mí y para el equipo. He tratado de estar disponible cada vez que se me ocupa y hacer bien el trabajo”, explicó Sandoval luego de que los Diablos Rojos eliminaron a la novena de Laguna en la primera ronda de la postemporada.

En temporada regular, el dominicano tuvo en ocho de sus 35 salidas de labor más de una entrada y en la postemporada, contra Laguna, trabajó en tres ocasiones: dos salidas de una entrada y una con dos capítulos y un tercio, en todas con la encomienda de mantener ventaja en juegos cerrados.

Hay que estar ayudando al equipo donde lo necesite, no importan las entradas que debamos tirar, los playoffs son una guerra y por eso hacemos así nuestro trabajo”, explicó.

Sandoval confesó que lo asombró ver la juventud de la mayoría de los jugadores de los Diablos Rojos cuando llegó.

Me sorprendió ver a un equipo tan joven. No era como yo lo conocía, pero no necesité mucho para darme cuenta que este equipo era el indicado. El equipo combina todo el talento y las ganas de los jóvenes con la experiencia que tienen lo veteranos y eso ha dado una combinación excelente.”

Sandoval trató de no menospreciar a los Vaqueros, equipo al que venció Diablos en su primera serie de playoffs, y tampoco manifestó temor ante su próximo rival, Sultanes.

“La serie contra Vaqueros fue difícil, jugábamos contra un equipo enrachado, que se recuperó y venía con muy buena forma para pasar a los playoffs. Sabemos que Sultanes es un gran equipo, con grandes figuras, pero nosotros somos los Diablos Rojos, el equipo más ganador, con mejor récord en la temporada y van a empezar jugando en nuestra casa”, mencionó el estelar relevista escarlata.