CIUDAD DE MÉXICO, 26 de agosto.-  Erik Vera y Luis Quintana, ambos canteranos del Club Universidad, muestran otro estado anímico tras el regreso del técnico Guillermo Vázquez.

En el caso de Vera, quien debutó gracias a Memo en el Clausura 2011, ha vuelto el optimismo para sumar más minutos de juego y continuar con su proceso de maduración.

“Es importante que esté de vuelta, porque es un entrenador de casa. A muchos de nosotros nos debutó y es momento de retomar esa confianza. El cambio es bueno. Hay que tomar las cosas positivamente y es necesario salir del bache en el que estamos, tanto por la afición como por nosotros mismos”, señala.

Aún cuando la atención del equipo se centra en el siguiente partido de la Copa Mx ante Mérida, Vera reconoce que la ventaja que les ha sacado el América, su siguiente rival en la Liga, toca el orgullo de varios de sus compañeros.

“Duele, pero no me fijo en ellos, sino en lo que hacemos nosotros. Debemos ver por nosotros mismos y analizar lo que estamos haciendo mal. Ante el América los partidos se viven de diferente manera”, agrega.

Entretanto, Luis Quintana recalca que, aunque es motivante derrotar a las Águilas el próximo sábado, no se salva la temporada ni se olvida lo que han hecho mal.

“No se salva, es un resultado que tenemos que conseguir pero falta mucho y tenemos que dar una cara diferente. El América es un rival al que todos le quieren ganar y nos servirá de mucho conseguir la victoria”, afirma.

Pumas recibirá a Mérida en Ciudad Universitaria mañana por la noche, en el juego de vuelta entre ambos equipos. En la ida, los Venados se impusieron por 2-1. Se espera que tengan acción los jugadores suplentes.