CIUDAD DEL VATICANO, 25 de agosto.- Lionel Messi y otros jugadores de diversas religiones, entre ellos grandes campeones del futbol mundial, fueron convocados por el Papa Francisco a un partido interreligioso el 1 de septiembre en el Estadio Olímpico, en Roma.

Lo recaudado en el primer partido por la paz será donado a las dos fundaciones organizadoras: Pupi, creada por el futbolista argentino Javier Zanetti; y “Scholas Occurrentes” (Escuelas para el encuentro).

La iniciativa surgió justamente de un encuentro entre Zanetti, actual vicepresidente del Inter de Milán; y Jorge Mario Bergoglio, en abril de 2013. En esa ocasión el pontífice invitó a su connacional a tomar la iniciativa.

A una semana del cotejo, ya confirmaron su participación futbolistas de diversas nacionalidades, razas y religiones como la budista, la judía, el hinduismo, el shintoismo, el islamismo y el cristianismo, no sólo católicos sino también protestantes y evangélicos.

Destacan entre ellos nombres como el de Andrea Pirlo, Gianluigi Buffon, Javier Mascherano, Ezequiel Lavezzi, Juan Iturbe, Fernando Muslera, Diego Lugano, Ronaldinho, Samuel Eto’oArturo Vidal y Lukas Podolski.

En realidad la lista de los jugadores podría ser mucho más larga. Los organizadores tuvieron que recortar el número de participantes por falta de cupo, como confesó Andrés de la Fuente, presidente de la Fundación Pupi.

Las escuadras estarán integradas no sólo por jugadores en activo, sino también por retirados como Carlos “Pibe” Valderrama, Iván ZamoranoZinedine ZidaneRoberto BaggioFilippo Inzaghi y el director técnico del Atlético de MadridDiego Simeone.

El Papa está muy entusiasmado, esta es una idea magnífica y él más que nadie quiere que el mundo viva en paz. Detrás de este partido hay un mensaje muy fuerte que el Papa quiere mandar y que es la paz en el mundo, un valor que en estos momentos tan difíciles lo necesitamos todos', señaló Zanetti.

El partido, que comenzará a las 20:45 horas local (18:45 GMT), será transmitido en vivo por la televisión no sólo en Italia sino también en Argentina, Grecia, España, Francia, Ucrania, Portugal, Suiza y varios países africanos.

Los técnicos son de fama internacional: Gerardo “Tata” Martino, actual seleccionador de Argentina Arsene Wenger, estratega del Arsenal. Ellos elegirán a los jugadores y decidirán las formaciones en el campo de juego.

Aunque Diego Armando Maradona aseguró haber sido invitado por el mismo Papa para el partido, ninguna de las listas oficiales lo incluye entre los convocados.

No es casual que el presidente de la Fundación Pupi haya sido enfático cuando aseguró: “Los que vengan realmente deben estar convencidos que la paz es la primera herramienta para construir la armonía. No es un evento para poner la cara y hacer presencia, sino para quienes están convencidos porque no es un partido cualquiera”.

De la Fuente reveló también que todos los futbolistas firmarán un manifiesto en el cual se comprometerán a “respetar, cumplir, promover y fomentar, en forma concreta y activa, la paz y la hermandad entre los pueblos”.

Los jugadores serán recibidos por el Papa Francisco el mismo 1 de septiembre por la tarde, en el Aula Pablo VI del Vaticano. En esa audiencia el Papa los bendecirá antes del partido y hará entrega del olivo de la paz que será plantado por “Pupi” Zanetti y referentes de las diversas religiones.

El futbol tiene poder para cambiar las cosas, no sólo es el deporte más amado en Italia, Argentina o en los países europeos sino en todo el mundo. El futbol es un instrumento muy fuerte. Este es un momento, lo sabemos todos, muy delicado para la paz. Más pasan los años y hay más guerras, en vez de cambiar esto está empeorando', apuntó el futbolista argentino del club Lazio, Christian Ledesma.

fdr