GUADALAJARA, 24 de agosto.- Leones Negros consiguió su primer triunfo en el Torneo Apertura 2014 de la Liga MX, luego de vencer 1-0 de manera poco brillante, pero efectiva, al campeón León, en juego que cerró la actividad de la fecha seis, disputado en el estadio Jalisco.

La única anotación del encuentro fue obra del ecuatoriano Fidel Martínez, al minuto 70. Con este resultado, los jaliscienses llegaron a cuatro unidades, pero siguen como últimos en la tabla de porcentajes, en tanto que los guanajuatenses se quedaron con seis puntos.

Con más corazón que buen futbol, Leones Negros finalmente consiguió su primer triunfo en casa, pese a que errores arbitrales estuvieron cerca de perjudicarlo, ante un León muy lejos de su mejor futbol, en todos los aspectos.

Los del Bajío eran conscientes que hombre a hombre y colectivamente eran mejores y eso lo intentó confirmar en un inicio, generó la primera jugada de peligro en el cobro de una falta a cargo de José María Cárdenas que Edwin Hernández alcanzó a “peinar” y que de manera prodigiosa Humberto Hernández salvó con el pie.

Cuando parecía que el bicampeón vigente empezaba a tener más tiempo el balón e imponer el ritmo del partido, se quedaron con diez hombres por la expulsión de Edwin Hernández, al minuto 21.

Un hombre más sobre la cancha le permitió a los tapatíos intentar ser más ofensivos y cerca estuvieron de anotar cuando Luis Télles a la altura de la media luna prendió un disparo que llevaba dirección de gol, sin embargo, William Yarbrough en excelente atajada desvió al poste y afuera, para así irse al descanso.

En el complemento, los de la Universidad de Guadalajara hicieron sentir sobre la cancha ese hombre de más al apoderarse del esférico y meter en su terreno al León, que apostó al contragolpe.

De hecho, los locales pudieron irse al frente en el marcador, pero dos decisiones arbitrales los afectaron, al no señalar claros penales. El primero en una salida tardía de William Yarbroug, que se llevó por delante al uruguayo William Ferreira e instantes después en una mano de Jonny Magallón.

Estas acciones no desanimaron a los recién ascendidos, que vieron el premio a su esfuerzo a 20 minutos del final, cuando terminaron con esa sequía de goles al abrir el marcador en una jugada en la que Ferreira dentro del área con la cabeza le bajó el esférico a Fidel Martínez, quien cruzó su remate para batir a Yarbrough.

La situación se le complicó al quedarse también con diez hombres, luego de la expulsión del argentino Leandro Cufré, con lo que la visita redobló esfuerzos en pos del empate, pero sin la claridad para conseguirlo y permitirle así a la Universidad de Guadalajara tomar un poco de “oxígeno” en su lucha por el no descenso.

cmb