CIUDAD DE MÉXICO, 24 de agosto.- Jerome Bettis compartió los conocimientos que adquirió a lo largo de 13 temporadas en la NFL con más de 100 niños en el Estadio Jesús Palillo Martínez, en una mañana en la que todos salieron complacidos. Bettis, campeón con los Acereros de Pittsburgh en el Super Bowl XL y seis veces llamado al Pro Bowl, estuvo durante casi dos horas enseñando y coacheando a los niños que acudieron a la clínica organizada por el Instituto del Deporte del Distrito Federal y la NFL México.

El más de centenar de niños se dividieron en cuatro grupos para trabajar al lado de Bettis y con coaches de los Pumas.

Mientras unos trabajaban en cómo correr rutas y atrapar pases, otros hacían ejercicios básicos como esquivar obstáculos y taclear, otro grupo hacía ejercicios de velocidad, y uno más era coacheado por la ex estrella de la NFL quien, obviamente, les daba tips para ser un buen corredor de futbol americano.

Para ser un buen corredor lo más importante es saber agarrar el balón”, comenzó Bettis. “Hay tres puntos claves para saber agarrar el balón y no soltarlo o no dejar que se los quiten cuando los ataca un defensa'.

“El primero es sujetarlo con mucha fuerza en este lugar (cerca de la punta del balón), después hay que usar el antebrazo para proteger el balón, y el tercer punto es pegarse el balón al pecho, y no dejar que nadie se los quite.

“Nunca lleven el balón separado al pecho, porque se los van a quitar muy fácil. La mano que les queda libre sirve para proteger el balón o para quitarse a los defensas”, explicó.

Una vez enterados de cómo acarrear el ovoide, el ‘Autobús’ los puso a hacer cortes a unos conos azules colocados en el campo del renovado Palillo Martínez, hasta llegar a la zona final, marcada por conos naranjas.

Ocasionalmente Bettis intentaba golpear el balón para ver qué tan bien sujetado lo llevaban los niños, y aquellos que soltaban el ovoide eran “castigados” con cinco lagartijas.

De buen humor, siempre sonriendo y haciendo bromas especialmente con los más pequeños, Jerome siempre lució sonriente y divertido.

“Go, go, go, go to the touchdown (ve, ve, ve, ve hasta la anotación)”, gritaba Jerome quien seguía el recorrido de cada jugador, y en cada grupo terminaba con una porra entre todos de “Go Steelers”.

Quiero agradecer a todos, me la pasé muy a gusto en México y espero regresar muy pronto', se despidió Bettis.

fdr