MÁLAGA, 23 de agosto.- El Málaga se estrenó con una victoria muy sufrida, gracias a un gol de Luis Alberto, aunque el colegiado Mateu Lahoz, en los instantes finales del encuentro, en los seis minutos de ampliación, anuló un gol al guardameta del Athletic de Bilbao, Iraizoz. Además, no marcó un penal a favor del equipo visitante.

El portero mexicano, Guillermo Ochoa, no tuvo minutos en el encuentro.

El enfrentamiento se inició con dominio visitante, con más presencia en el campo, con más fuerza, ante un Málaga con temor y responsabilidad. En 15 minutos faltaron las acciones con peligro y solamente algún lanzamiento de Darder por los locales y movimientos del punta Aduriz.

El público sesteaba, se aburría, pero en apenas dos minutos se fabricaron las dos mejores jugadas que sonaban a gol. Primeramente, en el 16, un pase de Muniain a Aduriz, el delantero se escoró excesivamente y su disparo lo desbarató Kameni, con una gran intervención.

En la jugada siguiente, un balón de Darder a Juanmi, falló la defensa del Athletic de Bilbao, pero el punta malaguista en el área pequeña no fue capaz de marcar al tocar Iraizoz.

27 mil espectadores en La Rosaleda

Fueron los mejores momentos del partido, que empezó a estar vivo, dinámico, imponiéndose el Málaga frente a un Athletic de Bilbao, que bajó el ritmo, pero que intentaba llegar al área contraria con peligro, donde Aduriz y Muniain peleaban.

Errores había pocos en ambos equipos, quizás menos en el Athletic de Bilbao, sobre todo en defensa, pero el central Gurpegui, no se entendió con Iraizoz, y el paraguayo Santa Cruz, robó el balón y el guardameta le arrolló por lo que Mateu Lahoz señaló penalti.

El delantero Luis Alberto fue el encargado de lanzar, pero Iraizoz le adivinó la intención, aunque el rechace le llegó al propio jugador del Málaga, que solo tuvo que empujar el balón, inaugurando el marcador en el minuto 35.

Hubo unos minutos de control por parte del Málaga y descanso con una victoria parcial frente a un Athletic de Bilbao que acusó el esfuerzo de Nápoles en la última media hora del partido.

El técnico del conjunto vasco, Ernesto Valverde, dejo en el vestuario a Beñat por Ibai, para darle más ritmo e intentar la remontada, aunque fue Luis Alberto, con un disparo el que pudo sentenciar el encuentro, pero se marchó fuera.

El Málaga dejaba dominar al rival para salir con rapidez al contragolpe y crear peligro. El Athletic lo asumía y en alguna acción pudo empatar con un lanzamiento de Susaeta, que salió fuera. También Mikel Rico, con un cabezazo tras una falta, rozó la igualada.

El equipo malaguista se la jugaba al darle el balón al rival ante un Athletic duro y vivo en la estrategia con excelentes rematadores. La salida del centrocampista portugués Sergio Paulo Barbosa 'Duda' en el Málaga en el minuto 73, le dio algo de oxígeno en el centro del campo.

Mikel Rico volvió a hacer suspirar al público local con otro remate de cabeza que frenó en dos tiempos Kameni. Seguidamente, Samuel se marchó con velocidad y en la frontal del área su disparo salió fuera.

Duda estuvo a punto de romper el buen trabajo del Málaga con una expulsión absurda en el minuto 88, y a continuación otra de Antunes, por una entrada muy dura a un contrario.

A los 90 se llegó con 1-0 y el Málaga con nueve jugadores, pero Matheu Lahoz añadió seis minutos, en los Iraizoz marcó de cabeza, tras un saque de esquina, anulado por el colegiado. Esta jugada y un penalti de Kameni a Aduriz, que tampoco señaló, marcaron el final de del choque que finalizó con el 1-0.

Ficha técnica:

1.- Málaga CF: Kameni; Rosales, Sergio Sánchez, Weligton, Antunes; Horta, Darder (Recio, m. 83), Camacho, Juanmi (Samuel, m. 63); Luis Alberto (Duda, m. 73) y Santa Cruz.

0.- Athletic de Bilbao: Iraizoz; Iraola, Laporte, Gurpegui (San José, m. 59), Balenziaga; Susaeta (Guillermo, m. 81), Iturraspe, Mikel Rico, Muniain; Beñat (Ibai, m. 46) y Aduriz.

Goles: 1-0, M. 35: Luis Alberto.

ald