CIUDAD DE MÉXICO, 23 de agosto.- El cambio generacional le ha pegado a los Acereros de Pittsburgh al grado de que se han quedado sin avanzar a los playoffs las últimas dos temporadas.

Para el excorredor del equipo Jerome Bettis, la temporada 2014 podría ser la definitiva para el desarrollo de la franquicia que ha ganado seis Super Bowls.

“El mayor problema del equipo es la juventud, están en una transición: fueron un equipo viejo (que ya fue renovado) y ahora son uno joven”, dijo Bettis en entrevista con Excélsior. “Casi todos son muy jóvenes y necesitan desarrollarse, espero que éste sea el año en el que el desarrollo los convierta en líderes y que el equipo regrese a playoffs.”

Desde el retiro del Autobús, los Acereros han batallado para conseguir un corredor estable, ya que, a pesar del paso por el equipo de Willie Parker, Rashard Mendenhall y ahora Le’Veon Bell y LeGarrette Blount, han tenido poca productividad. Por si fuera poco, Bell y Blount podrían ser sancionados por la NFL a causa de que esta semana fueron descubiertos por la policía con posesión de mariguana.

“Creo que los Acereros van en buen camino, los dos corredores de ahora son buenos,  obviamente tienen primero que dejar sus asuntos personales y con la ley para estar al 100% en el campo y pueden ser un buen 1-2 para los Acereros”, aseguró Bettis.

Bettis se retiró tras ganar el Super Bowl XL, el 5 de febrero de 2006, y a siete años y medio de dejar los emparrillados, aseguró no extrañar los emparrillados de la NFL, y además trabaja como analista en ESPN.

“La vida es buena sin la NFL, además de alguna manera sigo envuelto en la Liga; aún amo este juego y es sensacional ser parte del mismo.

“Los campos de entrenamiento no los extraño, de verdad. No extraño el sudar ni los vestidores todos apestosos”, bromeó.

Para la nueva temporada que está por iniciar el 4 de septiembre, Bettis aconsejó poner especial atención en los Santos, porque “van a ser muy buenos.”

El jueves Bettis presentó el nuevo videojuego Madden 2015, y comentó que, aunque ya no juega como antes, nunca fue bueno, además de que no le gustaba usarse a sí mismo como corredor.

“Algunas veces lo hice, pero siempre me sentía un poco culpable. Siempre iba con otros equipos, sentía que era un poco egoísta jugar con los Acereros, porque siempre me daba a mí mismo el balón (risas).

“El corredor que usaría en estos momentos es Adrian Peterson, de los Vikingos, es un jugador increíble, el problema es que su equipo no es muy bueno; en cuanto a los equipos elegiría probablemente a los Jefes de Kansas City, con Jamaal Charles, un fuera de serie, y Kansas City es un buen conjunto”, concluyó Bettis.

Jerome jugó de 1993 a 1995 con los Carneros y de 1996 a 2005 con los Acereros; fue a seis Pro Bowl y dos veces fue All-Pro.