CIUDAD DE MÉXICO, 22 de agosto.- El nadador Michael Phelps, el deportista más ganador en la historia de los Juegos Olímpicos, volvió al principal lugar del podio en el campeonato Pan Pacífico al llevarse una medalla de oro tras una electrizante carrera.

Phelps ayudó al equipo estadounidense a ganar la posta 4x200 libre tras una titánica carrera contra Japón en una lluviosa noche de invierno en Australia.

Para un hombre que tiene 18 medallas de oro olímpicas podría haber sido otro día más, pero no esta vez.

18 medallas de oro olímpicas posee Phelps

La importancia no pasó desapercibida para Phelps, quien competía en su primera presentación internacional en dos años en un evento que los estadunidenses han ganado por más de una década.

"Creo que poder mantener esa tradición y poder volver al podio, se siente maravilloso", dijo Phelps.

El viernes, Phelps no solo ganó el oro en relevos sino que también terminó en un excelente cuarto lugar en la final de los 100 metros libres, un evento en el que rara vez compitió incluso en su mejor momento.

Su tiempo de 48,51 segundos fue exactamente un segundo por debajo de su mejor marca en esa competencia, pero fue la mejor señal hasta ahora de que está en camino de volver a brillar cuando participe en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

El australiano Cameron McEvoy ganó la final con un tiempo de 47.82 segundos. Detrás llegaron el campeón olímpico vigente Nathan Adrian (48,30) y el dos veces campeón mundial James Magnussen (48,36).

Aún en las primeras etapas de su regreso tras su retiro después de Londres 2012, Phelps debió retirarse el jueves de los 200 metros estilo libre y de los 100 metros espalda.

ald