CIUDAD DE MÉXICO, 22 de agosto.- El título que consiguió la selección de Alemania en el Mundial de Brasil 2014 reafirmó la superioridad de la Bundesliga, 17 de los 23 futbolistas que participaron en la Copa del Mundo jugaban en el torneo local, y después de los festejos por el título llegó el turno de que los jugadores demuestren su talento en sus respectivos clubes.

La Bundesliga cumple los requisitos de organización y solidez financiera para ofrecer estabilidad a todos sus participantes. Eso permitió que sólo uno de los 17 jugadores convocados para Brasil 2014 decidiera salir del medio local, Toni Kroos, para atender una oferta del Real Madrid de España.

El Bayern Múnich, actual campeón, fue el equipo que aceptó la oferta del cuadro dirigido por el italiano Carlo Ancelotti, aunque conservó a los otros seis futbolistas que aportó a la selección y consiguieron el campeonato del mundo, incluido Mario Götze, anotador del gol que definió la final contra el representativo de Argentina.

Hace un año el balompié alemán atrajo los reflectores al tener al Borussia Dortmund y al Bayern Múnich en la final de la Champions League, aunque en la última edición estuvo en entredicho el poderío de los teutones, ya que ninguno pudo repetir dicha actuación.

Sin embargo, el Mundial disipó las dudas. Joachim Löw apostó, en su mayoría, por futbolistas que se desempeñan en el medio alemán y poco sufrió en su travesía por Brasil.

Además del Bayern Múnich, el Borussia Dortmund fue el segundo equipo que más elementos aportó a la selección germana. El portero Roman Weidenfeller, los zagueros Mats Hummels  y Erik Durm, junto con el mediocampista Kevin Grosskreutz fueron convocados.

Resalta que a pesar de tener cuatro seleccionados, el técnico Jürgen Klopp solicitó a su directiva reforzar la plantilla para competir con el Bayern Múnich.

El Borussia, hasta el momento, ha invertido 46.1 millones de euros. Entre sus contrataciones se encuentra el italiano Ciro Immobile, el fichaje más caro del mercado de verano alemán, Mattias Ginter, Adrián Ramos y Dong-Won Ji.

El Schalke 04 ocupó el tercer puesto en el campeonato anterior, y es el tercer equipo que más elementos cedió al seleccionado alemán.

El defensa Benedikt Höwedes y el mediocampista Julian Draxler fueron los elementos que aportó el Schalke 04 a la Mannschaft. Para la próxima temporada, el técnico Jens Keller pidió que se retuviera a la plantilla y sólo gastaron 4.5 millones de euros en Sidney Sam y Dennis Aogo.

El favorito para volver a ganar la Bundesliga es el Bayern Múnich. El equipo de Guardiola dominó la liga pasada, pero tuvo dificultades para destacar en competencias internacionales.

El español espera que con la llegada de Pepe Reina, el polaco Robert Lewandowski y el español Juan Bernat, su equipo continúe al mando del campeonato alemán. Aunque la lesión de Javi Martínez ha alterado sus planes.

En esta temporada todos los equipos que participan en la Bundesliga y juegan en competencias internacionales deberán hacer los méritos para mantener sus plazas en competencias europeas. Ahora tendrán a siete.

Después del éxito en 2012- 13, la Bundesliga encarriló su peor balance en Europa en 2013 -14. En Champions League todos sus equipos clasificaron a octavos, pero sólo uno llegó a las semifinales: Bayern Múnich. En la Europa League ninguno de los alemanes sobresalió.

Eso provocó que la Bundesliga quedara en el tercer puesto de la clasificación anual de la UEFA, debajo de Inglaterra, aunque podrán conservar sus cuatro plazas para la Champions League en las temporadas 2014-15 y 2015-16, pero, de repetirse un año como el anterior, es probable que no logre conseguirlo para la temporada 2016-2017.

 

Los que menos gastan

La Bundesliga, según el ranking de la UEFA, es la tercera liga más importante de Europa, sólo  por debajo de España e Inglaterra. A pesar de eso, no es de los torneos que más gasta en fichajes.

La Premier League, hasta el momento, es el torneo que más ha gastado en refuerzos. Los clubes que componen la liga inglesa han invertido 614 millones de euros en contrataciones, y se encuentran muy por encima de los 202 millones que han pagado los equipos de Alemania por sus nuevos jugadores.

España también supera a la Bundesliga. La liga ibérica reporta gastos por 410 millones de euros en fichajes y la cuenta podría aumentar debido a que el Real Madrid y el Barcelona no han cerrado sus contrataciones.

Italia es la tercera liga que más ha invertido en el mercado de fichajes. Sin importar que los equipos de la bota europea busquen reestructurar sus finanzas, en el Calcio se han gastado 236 millones de euros en refuerzos.

La tendencia en la Bundesliga es mantener las plantillas del año pasado y no desajustar sus finanzas. Al contrario, los equipos alemanes han recolectado 54.2 millones de euros  por la venta de cinco futbolistas, entre los que destacan Toni Kroos y el croata Mario Mandzukic.

 El Bayer Leverkusen es el equipo que más fichajes ha conseguido, pero el Borussia Dortmund es el plantel que más dinero ha gastado. El Bayern ha invertido 26 millones de euros y están cerca de cerrar sus contrataciones.