SANTA CLARA, 21 de agosto.- Empleados de los 49ers de San Francisco trabajaban el jueves para colocar nuevo césped en el campo del recién inaugurado estadio Levi's, un día después de que una práctica abierta al público fue suspendida y llevada de regreso a su sitio habitual de entrenamiento porque los jugadores se resbalaban a menudo.

San Francisco recibe a los Chargers de San Diego el domingo en el estadio que costó 1.200 millones de dólares y el equipo informó que con suerte el campo estará listo para el partido. La televisora KTVU mostró el jueves imágenes tomadas desde el helicóptero en las que se veían los trabajos de remplazo del césped.

El equipo de los 49ers se disculpa con sus aficionados por la molestia que significó la finalización de la práctica antes de lo planeado", informó el miércoles el equipo. "Hemos tomado la medidas necesarias para que el campo esté listo el domingo y esperamos el juego contra los Chargers de San Diego".

Jim Harbaugh, entrenador del equipo, modificó la sede de la práctica el miércoles cuando ésta llevaba una hora.

"Es un campo hermoso para ser el primer año", dijo el pateador veterano Phil Dawson. "Estos chicos están haciendo todo el esfuerzo para que quede listo".

Dawson falló dos intentos de gol de campo en la primera parte del partido contra los Broncos de Denver, de 55 y 44 yardas de distancia, y dijo que siempre era necesario hacer ajustes cuando se coloca césped nuevo. En algunas secciones el césped lucía seco y se veían algunos huecos en donde al parecer no se implantó correctamente.

"Estamos en una situación nueva y vamos aprendiendo sobre la marcha", dijo Dawson. "Hay muchas experiencias nuevas, no sólo el viento sino el agarre del pie en el campo. Es la primera vez que los jugadores pesados están en este campo. Hay muchas cosas que están sucediendo al mismo tiempo".

cmb