MADRID, 20 de agosto.- James Rodríguez estrenó el martes su cuenta goleadora con el Real Madrid, pero el tanto de Raúl García sobre el final sentenció para el visitante Atlético de Madrid un valioso empate 1-1 en el partido de ida por la Supercopa de España.

Después de un trámite mayormente tedioso, el choque entre los campeones de liga y copa no alcanzó ebullición hasta los últimos 10 minutos en el estadio Santiago Bernabéu

El colombiano Rodríguez, el fichaje estrella del campeón de la Copa del Rey para la nueva temporada, abrió el marcador a los 81 minutos al llegar desde atrás para aprovechar un rechace dentro del área. El remate de James —sin mucha fuerza— se desvió en Cristian Ansaldi, zaguero argentino del Atlético, antes de anidarse en el fondo.

Lejos de rendirse, el Atlético logró emparejar a los 87. De un córner cobrado por Koke Resurrección, que encontró estático al portero Iker Casillas más una displicente zaga merengue, el volante García alcanzó a estirar la pierna para establecer el 1-1.

El título se definirá el viernes próximo, trasladándose al Vicente Calderón, el feudo del campeón de liga.

Este es el primer encuentro de los dos equipos de la capital tras cruzarse por última vez en el choque decisivo de la Liga de Campeones, hace casi tres meses. Esa final fue ganada 4-1 por Madrid 4-1 en una prórroga, forzada a un minuto y medio del tiempo reglamentario, cuando el Atlético no pudo aguantar su ventaja de 1-0.

Ambos clubes mostraron a varias de las figuras que contrataron en los últimos meses. James y Toni Kross jugaron por el Madrid, mientras que el delantero mexicano Raúl Jiménez jugó el último cuarto de hora con el Atlético.

cmb