CIUDAD DE MÉXICO, 19 de agosto.- Cruz Azul sigue sin dar una y esta vez perdió 0-1 en su visita al Chorrillo de Panamá, en su partido de la fecha dos de la Liga de Campeones de la Concacaf, disputado en el Estadio Maracaná de ese país.

La solitaria anotación del triunfo panameño fue obra de Justin Arboleda, en el minuto 69 por la vía del penalti, que le redituó a su equipo sus tres primeros puntos en el Grupo Seis, del que es líder, mientras Cruz Azul y Alajuelense de Costa Rica tienen uno.

El conjunto celeste llegó a este cotejo con la obligación de ir por el resultado que le permitiera manejar el partido y calmar un poco las aguas por el mal momento que vive en el la Liga MX, pero se mostró un tanto impreciso en su juego.

Y es que el rival le salió un tanto respondón, sobre todo porque la dupla formada por Justin Arboleda y Miguel Camargo hicieron ver mal a la zaga visitante que sufrió para detener las llegadas del rival, sobre todo del lado de Fausto Pinto.

En cambio, en las pocas que tuvo el conjunto mexicano sobre el marco de Junior Torres, no pudieron ser concretadas como se esperaba, sobre todo por Aníbal Zurdo, quien tuvo un par en el área del equipo panameño, pero no supo definir.

La segunda parte no varió en nada, salvo que al cuadro celeste se le complicó el partido por la presión ejercida por el rival, que en todo momento buscó el marco de Jesús Corona y apretó la marca sobre los jugadores del cuadro celeste.

En el minuto 67 se marcó un penalti en contra del equipo azul, luego de que Corona no pudo contener un disparo lejano y dejó el balón a la deriva para luego derribar al rematador. El encargado de cobrar fue Justin Arboleda.

En esta ocasión, el portero cruzazulino estuvo acertado y detuvo el envío del jugador de Chorrillo, pero volvió a dejar el esférico a merced del tirador, quien sólo empujó la pelota para poner el marcador 1-0, en el minuto 69.

Con la desesperación y la presión encima, el cuadro de Luis Fernando Tena, con el rostro desencajado, se fue en busca del empate, pero su delantera volvió a mostrar carencias en la contundencia y cargó con la derrota.

fdr