CIUDAD DE MÉXICO, 19 de agosto.- En la provincia de Nanjing, en China, un tren fue “convertido” en diferentes escenarios deportivos en conmemoración de los II Juegos Olímpicos de la Juventud.

Así, en los vagones pueden verse decoraciones como canchas de futbol, basquetbol o albercas.

El día de hoy, el taekwondoín mexicano Rubén Nava se adjudicó la medalla de plata en la categoría de -63 kilos, luego de perder la final con el brasileño Edival Marques.

La justa deportiva se celebra desde el 16 al 28 de agosto.

México asiste a Nanjing con 78 competidores, cifra mayor a los 42 que el país llevó a los primeros Juegos Olímpicos de la Juventud de Singapur 2010.

ald