CIUDAD DE MÉXICO, 19 de agosto.- El director deportivo de las Chivas del Guadalajara, Juan Francisco Palencia, no evadió la triste realidad del equipo y asumió que la institución se encuentra con los focos rojos encendidos en señal de alarma.

Chivas perdió sus encuentros de Liga ante Santos y Pachuca, los amistosos ante Milán y Bayern Múnich, así como el duelo de Copa MX ante Coras de Tepic. Tanto fracaso tiene a los directivos y jugadores al borde del colapso.

Mentiría si dijera que no se empiezan a encender los focos rojos, pero yo no le llamaría crisis. Estamos en un periodo de jugar mejor”, argumentó el dirigente,  diciendo que aunque los resultados son negativos el equipo tácticamente se ha comportado bien bajo la dirección de Carlos Bustos.

Tampoco profundizó sobre si hay jugadores que estén a la altura de las expectativas, pues la afición tiene en la mira a varios que no reúnen los requisitos para vestir la playera rojiblanca.

Tenemos errores puntuales y no hablo de los defensivos, sino en general. Estamos desequilibrados, no concretamos situaciones de gol, creo que hay que ser conscientes de que el equipo no juega mal.”

Entrenamiento triste

El equipo hizo una práctica silenciosa y sin muchos brios en sus instalaciones de Verde Valle para el juego de Copa MX ante el Zacatepec.

Giovani Hernández, mediocampista rojiblanco, piensa que abrir la segunda fase del grupo tres es la opción para regresar al triunfo.

Por lo mismo, ha instado a que el equipo no se recate y juegue con intensidad ofensiva para de paso, sanar un poco las heridas que tiene la afición por el poco espectáculo ofrecido.

“Tenemos que empezar a ganar y siento que es una buena oportunidad para poder lograr una victoria; sería muy bonito ganar el miércoles (mañana) y qué mejor que estar jugando así, siendo dinámicos y atrevidos a la hora de atacar.”

Giovani Hernández, de quien se tiene la particular atención de ser uno de los mejores canteranos del Guadalajara, entiende que debe mostrarse en la Copa para que le den más proyección de minutos en el torneo local y así ayudar a su equipo a salir del mal trance.

“Trato de trabajar al máximo, de entregarme dentro de la cancha, en los entrenamientos y en los partidos: es la única manera  de lograr el objetivo.”

Chivas ganó su partido en casa ante el Tepic pero perdió estrepitosamente cuando pagó la visita, así que ahora deben dar un golpe de autoridad ante el Zacatepec con los jugadores que casi no tienen actividad.

“Siempre tenemos la mentalidad de hacer un buen torneo para que nos vayan tomando más en cuenta para estar jugando en la Liga, qué mejor que estar haciendo bien las cosas en la Copa.”

El jugador tapatío mencionó que está en un buen ritmo futbolístico, después de haber participado el pasado domingo con el conjunto de Chivas Sub 20 en el partido de la fecha cinco de la categoría contra el Santos Laguna.

“Me sirvió mucho para continuar en ritmo, fue un partido muy intenso, donde nos pusieron en exigencia al máximo.”

Los jugadores del Guadalajara tienen el pensamiento colectivo de que una victoria, aunada a un buen funcionamiento, levantará la moral para afrontar lo retos que vienen.

Édgar Solís dijo: “tenemos que ganar a cómo dé lugar para salir de estos problemas”.