CIUDAD DE MÉXICO, 17 de agosto.- Chivas sigue aspirando al futuro, pensando que cada semana que pase dará un salto de calidad para salir de sus problemas de descenso.

El asunto es que cada semana la situación parece atascada, y el duelo de esta tarde ante Santos se antoja igual de complicado como la tensa situación que viven las Chivas.

Guadalajara arrastra una racha de tres derrotas en fila en las que en cada juego recibió tres anotaciones. Si se le quiere ver con una tenue sonrisa, recupera a Ángel Reyna.

El gol ha sido una constante perdición para el Guadalajara. La dupla de Aldo de Nigris y Omar Bravo suma nueve meses sin anotar entre los dos. Y Rafael Márquez Lugo seguramente no podrá volver a jugar este torneo  al no poder esquivar el quirófano.

“Tristemente, producto de muchas operaciones en la rodilla, una lesión lo aqueja desde hace tiempo y no ha podido recuperarse al cien. Se le va a realizar una nueva cirugía en la que se le practicará un cultivo e implantación de condrocitos en la rodilla, la cual se le realizará el lunes por la mañana”, declaró el jefe de los servicios médicos del club, Rafael Ortega.

Santos llegará al Omnilife casi en la misma situación que el Guadalajara, sumando tres partidos sin conocer la victoria pretextando problemas de lesiones y ajuste de posiciones.

Pedro Caixinha prometió que mejorarán para el duelo de hoy ante el Guadalajara.

“Hemos tenido que buscar soluciones alternativas, ya me conocen desde hace un año y medio y no salgo a decir que fue por esto o por lo otro que perdimos.”

Chivas, antes del partido, dará a conocer su alianza con la empresa Mercedes Benz.