CIUDAD DE MÉXICO, 16 de agosto.- Atlas insistió toda la noche frente a una Universidad de Guadalajara defensiva, para llevarse un triunfo 1-0 con un penal polémico a dos minutos del final, para ligar su cuarta victoria al hilo.

En el primer enfrentamiento en el máximo circuito entre estos clubes tapatíos, tras 20 años del más reciente, en la campaña 1993-94, el paraguayo Luis Caballero marcó, desde los once pasos a los 88 minutos, el solitario tanto del encuentro.

Con ello, los Rojinegros totalizaron 13 puntos para seguir firmes en el subliderato general, sólo por debajo de América, mientras Leones Negros sigue en el sótano general con apenas una unidad, aunque debe recordarse que tiene pendiente su juego de la fecha tres ante Guadalajara para el 7 de septiembre.

En choque de la fecha cinco del Torneo Apertura 2014 de Liga MX, la afición hizo una gran entrada en el Estadio Jalisco. La historia de toda la noche fue un cuadro atlista encima de los universitarios.

A los ocho minutos vino la primera aproximación de los Rojinegros, cuando Alfonso González sacó un tiro que dio en la parte superior del horizontal, en la primera oportunidad de hacerle daño a un cuadro de Leones Negros que jugó con un rígido 4-4-2.

El desempeño defensivo de los "melenudos" empezó a ser mejor conforme pasaron los minutos, lo cual generó molestia en el técnico atlista Tomás Boy, quien llamó a varios de sus jugadores a darles indicaciones durante el primer lapso.

Dos oportunidades de oro se dieron para los "melenudos" al inicio del segundo lapso:

Al 55, el brasileño William Ferreira quedó sin marca frente a Federico Vilar, pero no tiró, se abrió a la izquierda y quedó sin ángulo, prefirió ceder atrás a un compañero y acabó el peligro. Al 58 volvió a plantearse ante el arquero Vilar, quien robó el balón.

Si los universitarios se habían dedicado a defenderse, esa postura se arreció en el 68, cuando el mediocampista Diego Campos se fue expulsado por doble tarjeta preventiva.

Empezó entonces a crecer la actuación del portero Humberto Hernández, quien impidió que el argentino Facundo Erpen, con tiro desde los límites del área, el “guaraní” Luis Caballero en un testarazo, así como otro balón al travesaño marcaran el gol atlista.

A los 87 minutos vino una acción polémica, porque Édgar Castillo trató de recortar a Efrén Mendoza dentro del área por la izquierda. Éste levantó el brazo para tratar de frenar al zurdo y puso su mano en la cara del rojinegro.

Castillo dramatizó la caída y el silbante decretó pena máxima, que convirtió en el 1-0 el paraguayo Luis Caballero, al 88', para engañar a Hernández.

fdr