CIUDAD DE MÉXICO, 16 de agosto.- La bandera del Manchester City, con todo y sus tres estrellas sobre el escudo protegido por una águila real, ondea en lo más alto del futbol inglés. Hace tan sólo unos meses que el cuadro dirigido por Manuel Pellegrini logró su cuarto título de la Liga Premier y ya hay quienes buscan desafiarlo.

Los Citizens no sólo tendrán que ser mejores en las 38 jornadas de la competencia sino que además, tras algunos bombazos millonarios de sus principales oponentes, deberán conservar la misma fortaleza física y mental para defender su corona.

El Liverpool estuvo cerca de arrebatarles el primer lugar de la clasificación en la temporada pasada, sin embargo, la falta de equilibrio y constancia en su juego le permitió a los dirigidos por Manuel Pellegrini llevarse el máximo premio.

Ahora, ya con tiempo suficiente para que equipos como el Chelsea, Arsenal y el propio Manchester United demuestren los alcances que pueden tener con futbolistas de élite, las posibilidades de ver una lucha aún más cerrada se incrementan.

El Chelsea, que desde el regreso del portugués José Mourinho como su director técnico ha vuelto a pelear en los primeros lugares, gastó millones de euros para tener una mayor posibilidad de éxito en este torneo.

Mourinho pidió a Diego Costa,  Cesc Fábregas, Didier Drogba, Filipe Luis y Thibaut Courtois como sustento de su proyecto y, a pesar del precio, se los trajeron. Por ello los Blues vuelven a ser de los principales candidatos para arrebatarle el título a los Citizens.

A ellos se les suma la reestructuración que vive el Manchester United con el holandés Louis van Gaal como su principal líder en el vestuario.

Tras concluir una de sus peores campañas bajo el mando de David Moyes, los Red Devils confían en que la llegada de Ander Herrera, Luke Shaw y la posibilidad de contratar a algún otro jugador de alto nivel, pueda facilitarles el camino de
regreso a la cima.

Dadas las circunstancias, el mexicano Javier Hernández, que ha provocado el interés de varios clubes italianos, podría tener menos minutos y pasar más partidos en la banca.

Sin embargo, y a pesar de que a diario la prensa internacional pone al mexicano en un nuevo equipo, se mantiene con el United, con el que hoy podría abrir la temporada ante el Swansea.

Por otra parte, el Arsenal, decidido a no volver a pagar su inconsistencia en el torneo, ajustó algunas zonas de su ataque y logró convencer al chileno Alexis Sánchez para unirse a su causa.

Alexis llega procedente del Barcelona, luego de varios años,  títulos y vueltas olímpicas en una de las épocas más ganadoras del club. Junto a él, el costarricense Joel Campbell y los jóvenes Theo Walcott y Alex Oxlade-Chamberlain tratarán de consolidarse como uno de los ataques más rápidos de la Premier.

Como principales armadores del juego, los Gunners cuentan con el alemán Mesut Özil, el español Santi Cazorla y el checo Tomáš Rosický.

En el mismo pelotón de aspirantes a llevarse el galardón de campeón, se apunta el Liverpool, aunque con menores posibilidades económicas que los Blues, los Red Devils y los Gunners.

El cuadro de Anfield Road, con Steven Gerrard como capitán y el joven Daniel Sturridge como su referencia en la delantera, es conducido por Brendan Rodgers, quien parece haberles devuelto su esencia competitiva después de varios años.

De tal forma, el desafío para el Manchester City es todavía mayor. Los Citizens hicieron pocos movimientos en el mercado de transferencias, pero lograron apuntalar su medio campo con la presencia de Frank Lampard, uno de los jugadores más valiosos del Chelsea en el pasado. Además, convencieron al guardameta Willy Caballero para luchar por la titularidad con el inglés Joe Hart.

 

Se elevan los niveles de exigencia

El periodo de transferencias  en Inglaterra dejó ver los planes que equipos como el Manchester United, Chelsea, Arsenal, Liverpool y el Manchester City, que es el campeón defensor, tienen para el corto plazo.

Los Red Devils, que continúan negociando con algunos futbolistas de élite para completar su plantel, aseguraron los servicios de Ander Herrera y Luke Shaw, dos jóvenes talentos que serán guiados por el técnico holandés Louis Van Gaal.

Por otra parte, la ambición de los Blues, contagiada en gran parte por su estratega José Mourinho, produjo una serie de transferencias millonarias en este receso. Entre ellas, resaltan los nombres de Didier Drogba, Filipe Luis, Cesc Fábregas, Diego Costa y Thibaut Courtois, quienes conforman uno de los equipos más fortalecidos de cara a la próxima temporada.

El Arsenal, en cambio, mantuvo la base de su plantilla y mejoró algunas posiciones en las que se había debilitado desde hace algunos meses. El mayor ruido de sus recientes llegadas lo provocó el chileno Alexis Sánchez, quien concluyó un ciclo con el Barcelona y decidió emprender una nueva aventura por la Liga Premier.

Finalmente, mientras el Liverpool logró confirmar el arribo del habilidoso Adam Lallana, el Manchester City logró convencer al guardameta Willy Caballero para ocupar un puesto en su portería. También sumó a sus filas al francés Eliaquim Mangala y al inglés Frank Lampard.