TOLUCA, 21 de julio.- A pesar de que tuvo un hombre más casi todo el segundo tiempo, Toluca no consiguió el "punch" y se tuvo que conformar con el empate sin goles ante Morelia, en partido poco atractivo de la fecha uno del Torneo Clausura 2014 de la Liga MX.

Con este resultado ambos equipos sumaron un punto en un cotejo que tuvo como escenario la cancha el estadio Nemesio Diez, que registró una regular entrada.

Los mexiquenses vienen de ser el equipo más importante en casa el semestre anterior, aunque hoy esa etiqueta no la pudieron reflejar ni en el campo ni en el marcador, ante un Morelia que pese a que jugó casi todo el segundo tiempo con un hombre menos, soportó el acoso sobre su meta con el portero Rodríguez en plan destacado al atajar dos goles que parecían hechos.

Este nuevo Toluca, pues se debe dejar en claro que hay un "antes y un después" con la salida de Antonio Naelson "Sinha", impuso condiciones en cuanto a la posesión del esférico, no así en cuanto a las ocasiones de gol, en las que la visita tuvo la más clara en el primer lapso.

Todo se originó en una buena jugada de Armando Zamorano, quien en tres cuartos de campo se quitó fácil a Aarón Galindo para quedar de frente a Alfredo Talavera, y con todo para definir le entregó su disparo, apenas al minuto 10.

Los mexiquenses también tuvieron ocasiones, el paraguayo Pablo Velázquez fue el hombre que más pisó el área rival, pero con poca efectividad, sobre todo en una muy clara en la que su compatriota Édgar Benítez lo dejó solo de frente a la portería.

Sin embargo, echó demasiado atrás el cuerpo y su remate se fue por arriba, para irse así al descanso.

El panorama se le complicó a los michoacanos para el arranque del complemento al quedarse con un hombre menos, luego de la expulsión de Luis Silva.

A partir de ese momento los "Diablos Rojos" monopolizaron el esférico, pero con poca efectividad, dependían de un desborde del "Pájaro" Benítez y éste llegó al minuto 74 por izquierda para poner un balón al área donde Velázquez se levantó para conectar un remate de cabeza que Rodríguez en un espectacular manotazo tapó.

Necesitado de gente habilidosa, el técnico paraguayo José Saturnino Cardozo envió a la cancha a Jerónimo Amione, quien generó dos en los poco minutos que tuvo. La primera una media vuelta que un defensa alcanzó a desviar para poner el esférico apenas a un lado del poste derecho.

Después, la más importante por el sector de la derecha en un centro que fue desviado por el uruguayo Hamilton Pereira para darle dirección de gol, pero Rodríguez en gran reacción metió el manotazo para enviar el esférico al poste.

Aunque le quedó a Velázquez, su remate pegó otra vez en el poste, para así perderse la más importante opción de gol y decretar el primer empate sin goles del certamen.

cmb