HAMBURGO, 20 de julio.- El argentino Leonardo Mayer sorprendió el domingo al favorito español David Ferrer, venciéndole 6-7 (3), 6-1, 7-6 (4) en la final del Abierto de Hamburgo y así conquistar el primer título de su carrera.

Con 27 años, Mayer está teniendo su mejor temporada.

Número 46 en el mundo, Mayer levantó cinco de las ocho bolas de quiebre que enfrentó y convirtió cinco de sus siete oportunidades para vencer en superficie de arcilla a Ferrer, el número siete del ranking, en 2 horas y 20 minutos.

El sudamericano venía de alcanzar su primera ronda de octavos de final en un Grand Slam, el de Wimbledon. Además que en febrero pasado disputó su primera final en el tour de la ATP, en el torneo chileno de Viña del Mar.

No me lo puedo creer", dijo Mayer. "Pude ganarle a Ferrer, uno de los mejores en esta superficie. Estoy súper feliz, aún no logro asimilar que he ganado'.

"Estaba algo tenso al comienzo del partido. Pero me tranquilicé y empecé a jugar mejor", comentó Mayer. "Por ahí, él comenzó a cometer algunos errores que me sirvieron para entrar en el partido. Lo disfruté y creo que ahí está la clave de mi triunfo".

Mayer no había perdido un set en cinco partidos rumbo a la final con Ferrer, que buscaba el título 22 de su carrera.

Fue superior", dijo Ferrer. "Estuve un poco acelerado en los momentos importantes y él fue más agresivo, más nada'.

Mayer es el cuarto argentino que se proclama campeón en Hamburgo, ahora un torneo de la categoría 500. Los otros tres son Guillermo Vilas (1978), Guillermo Coria (2003) y Juan Mónaco (2012).

Con su victoria, Mayer se abrirá paso el lunes entre los 30 primeros del mundo y se perfila para figurar preclasificado en el Abierto de Estados Unidos.

Mayer es también el cuarto tenista que esta temporada se adjudica su primer título, emulando al también argentino Federico Delbonis (Sao Paulo), al español Roberto Bautista Agut (Hertogenbosch) y al uruguayo Pablo Cuevas (Bastad).

fdr