RÍO DE JANEIRO, 11 de julio.- La comisión de disciplina de la FIFA anunció ayer su decisión de imponer una multa de 300.000 francos suizos (336.000 dólares/247.000 euros) a la Asociación de Fútbol Argentino (AFA) por no acudir a la sala de prensa de los estadios con un jugador además del técnico, la víspera de cuatro partidos.

De acuerdo al reglamento del Mundial de Brasil 2014, las selecciones están obligadas a dar una rueda de prensa oficial en el estadio, el día anterior al partido, en la que comparezca el técnico y un jugador.

La comisión abrió procedimientos disciplinarios después que tan sólo acudiese a la sala de prensa el técnico Alejandro Sabella la previa de los partidos contra Nigeria, de la última jornada de la primera fase; Suiza, de octavos; y Bélgica, de cuartos de final. Esta situación se volvió a repetir el martes, la víspera de la semifinal frente a Holanda. 

cmb