REIMS, Francia, 10 de julio.- El ciclista alemán Andre Greipel ganó la sexta etapa del Tour de Francia en un sprint mientras el pelotón entraba a territorio de Champagne, y el italiano Vincenzo Nibali mantuvo el liderato.

Greipel logró su sexto triunfo en una etapa del Tour de Francia al superar en el tramo final al noruego Alexander Kristoff, mientras el francés Samuel Dumoulin llegó tercero.

El pelotón encontró llovizna persistente en el recorrido de 194 kilómetros (120 millas) del jueves que partió de Arras para llegar a Reims, una ruta básicamente plana ideal para velocistas.

Los primeros sitios de la prueba se mantuvieron sin cambios debido a que la mayoría de los aspirantes a ganar la prueba se mantuvieron detrás del poderoso Greipel. El alemán no es un contendiente al título porque, al igual que muchos velocistas, no tiene buen desempeño en las escaladas, que son cruciales para triunfar en la competencia.

La mayor sorpresa de la competencia ocurrió el miércoles, cuando el ganador de 2013, Chris Froome, quien ya presentaba una lesión en la muñeca, se retiró tras caer dos veces.

El dos veces ganador de la prueba, el español Alberto Contador, sufrió un revés luego de que su compañero del equipo Saxo-Tinkoff, Jesús Hernández, se retirara luego de una caída.

En la clasificación general, Nibali tiene una ventaja de dos segundos sobre su compañero, el danés Jakob Fuglsang. El eslovaco Peter Sagan marcha tercero, 44 segundos detrás.

ald