RÍO DE JANEIRO, 10 de julio.- El mánager de la selección alemana, Oliver Bierhoff, se mostró confiado en que el defensa Mats Hummels esté en condiciones de disputar el domingo la final del Mundial ante Argentina.

“Fue sólo una pequeña medida de precaución, no había necesidad de asumir ningún riesgo con el resultado a favor”, explicó.

Hummels, quien arrastra una tendinitis en la rodilla, fue reemplazado en el medio tiempo del encuentro entre Alemania y Brasil. Al momento de su salida, el conjunto germano ya llevaba una ventaja de cinco tantos.

 “No veo razones para que haya algún problema en la final, esperamos contar con él sin ningún problema”, añadió.

Al respecto, el propio futbolista admitió haber sufrido algunas molestias durante el partido ante el Scratch, aunque no descartó la posibilidad de estar presente en la final.

“He tenido problemas con la rodilla por algunos días, pero por primera vez me sentí bien después del precalentamiento. En el partido fue cuando empeoró todo”, afirmó.

Por otra parte, el portavoz del conjunto teutón, Jens Grittner, aclaró  que la lesión de Hummels sigue en tratamiento y será hasta los próximos días cuando se defina si está o no disponible para que el técnico Joachim Löw pueda contar con él.

“Tendremos que ver qué sucede e ir de un día a la vez. No podemos adelantarnos a los hechos, debemos ser cuidadosos”, concluyó Grittner.