RÍO DE JANEIRO, 10 de julio.- El exjugador y actual diputado Romário se manifestó “indignado” por la goleada por 7-1 que Brasil sufrió el martes ante Alemania en la semifinal del Mundial, y atribuyó la culpa por la “vergonzosa” derrota a la Confederación Brasileña de Futbol (CBF).

“Vivimos una crisis en nuestro deporte más amado, llegamos al auge de ésta. ¿Crees que esto es sólo un problema de los jugadores o de (el técnico Luiz Felipe Scolari) Felipao? Ni por lejos”, escribió el campeón mundial con Brasil en Estados Unidos 1994.

“Nuestro futbol se viene deteriorando hace años, siendo chupado por dirigentes sin talento que se quedan en sus palcos de lujo en los estadios, brindando por los millones que entran a sus cuentas. ¡Una banda de ladrones, corruptos y pandilleros! Mi sentimiento es de indignación”, agregó.

Romário admitió en una misiva, publicada ayer en su cuenta en Facebook, que la selección no venía presentando su mejor futbol.

“Aun así, el mundo vio con perplejidad esta derrota, porque ni Alemania, en su mejor optimismo, debe haber imaginado esta victoria histórica”, escribió Romário, quien recuerda que desde hace años viene “pregonando en el desierto” sobre los problemas de la CBF, a la que califica como “una institución corrupta administrando un patrimonio de altísimo valor en el mercado”.

En su opinión, más que avergonzarse por una derrota, el país debería sentir vergüenza por tener “una de las gestiones de futbol más corruptas del mundo”.

Por su parte, el entrenador argentino Ángel Cappa cree que Brasil pagó con la goleada sufrida ante Alemania su “desprecio por el futbol”.

“Alemania juega mucho mejor que Brasil y que cualquier otro equipo de este torneo, sobre todo mejor que Brasil, que ha despreciado el futbol por conseguir el resultado de otra manera: luchando, peleando. Alemania apostó por el futbol y fue una superioridad escandalosa”, afirmó Cappa.