SAO PAULO, 10 de julio.- Arjen Robben comentó que Holanda demostró mayor fortaleza en la semifinal y opinó que el representativo de Argentina esperó a los penales para definir el encuentro.

“Me pareció que ellos estaban realmente esperando atrás, defendiendo. Creo que estaban esperando por la tanda de penaltis”, declaró el holandés.

“Teníamos un buen sentimiento. Estaba acercándose el final y estábamos bien. Tuvimos más control del partido, pero no pudimos crear grandes ocasiones”, manifestó el futbolista del Bayern Múnich.

“En la primera parte no estuvimos bien. No jugamos con confianza, nos sentimos un poco inseguros”, reconoció Robben.

“Tengo muchos amigos jugando por Alemania, pero diría que el mejor gane”, sentenció sobre si prefiere a Alemania o Argentina campeona del mundo.

Se declaró “decepcionado con la derrota” que les ha marginado de la final.

“Claro que estoy decepcionado con la derrota, pero salimos con la cabeza erguida, dimos todo de nuestra parte y salimos de una manera triste de la Copa del Mundo.”

Sobre los penales, Robben no culpó a ninguno de sus compañeros que fallaron en los cobros (Wesley Sneijder y Ron Vlaar).

“No podemos culpar a nadie, ni a los que fallaron desde los once pasos. Ganamos juntos y perdemos juntos”, señaló el atacante.

Holanda jugará contra Brasil por el tercer puesto de la Copa del Mundo.