BELO HORIZONTE, 9 de julio.- El defensa de la selección brasileña de futbol, David Luiz, ofreció disculpas entre lágrimas al pueblo brasileño por la catastrófica derrota por 7-1 sufrida por su equipo ante Alemania en la semifinal del Mundial.

Yo sólo quería darle una alegría a mi pueblo y a mi gente que sufrió tanto muchas cosas. Todo el mundo sabía lo importante que era para mí ver a todo el pueblo feliz, al menos por causa del futbol”, dijo el zaguero, hablando en frases entrecortadas por un profundo llanto.

El portero de la Canarinha, el veterano Júlio César, señaló que no hay explicaciones tras la goleada recibida a manos de los alemanes.

Creo que explicar lo inexplicable es complicado. Tenemos que reconocer al gran futbol alemán, un equipo que viene jugando junto desde hace seis años”, comentó  el arquero.

Creo que el pueblo brasileño merece felicitaciones, a la afición gracias por todo el apoyo que nos dio hasta aquí.”

Rousseff lamentó la derrota

Por su parte la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, se unió a la tristeza de la derrota histórica del representativo nacional, y manifestó su dolor a través de su cuenta de Twitter.

“Así como todos los brasileños, estoy muy, muy triste con la derrota. Lo siento inmensamente por todos nosotros, hinchas y jugadores”, escribió la jefa de Estado en su cuenta de la red social.

De hecho, Rousseff recurrió a una conocida samba: “Brasil, levántate, sacúdete el polvo y sigue adelante”.