La floja temporada de los peloteros mexicanos en Grandes Ligas ha ocasionado que ninguno de ellos sea elegido para el Juego de Estrellas, que se realizará 15 de julio en Minnesota.

Adrián González, primera base de los Dodgers de Los Ángeles, era el pelotero que tenía más posibilidades de obtener un lugar, incluso por algunos días fue líder en la votación de los aficionados que definen a los convocados al encuentro, aunque al final no logró colarse ni siquiera entre los suplentes del equipo de la Liga Nacional.

Los tricolores ni siquiera figuraron en la lista de última votación, en la que los aficionados eligen a un par de peloteros por circuito de una lista proporcionada por Grandes Ligas.

La única opción es que alguna lesión saque a alguno de los convocados y alguno de los peloteros nacionales reciban una invitación directa del manager.

Donde México si tendrá representantes es en el Juego de Futuras Estrellas, en el que fue convocado al Equipo del Mundo el lanzador zurdo Julio Urías, originario de Sinaloa, surgido de los Diablos Rojos y que actualmente pertenece a la organización de los Dodgers.